26 de febrero de 2024

La prensa fue víctima de una sucesión de ataques sin precedentes durante el 2023. Las estadísticas son alarmantes. El encarcelamiento arbitrario de periodistas se ha convertido en una práctica común en muchos países: El informe anual de Reporteros Sin Fronteras señaló que 779 periodistas de todo el mundo estuvieron en prisión por su labor informativa a lo largo del año.

Perú registró un total de 352 agresiones a periodistas, la cifra más alta del siglo, superando significativamente los 303 casos registrados en 2022, de acuerdo con un informe de la Asociación Nacional de Periodistas de Perú (ANP). Según un informe de Fundamedios, en Ecuador hubo 262 agresiones contra la libertad de expresión y nueve periodistas se exiliaron.

En esta semana, una persona desconocida atacó la sede de El Periódico de Valledupar, en Colombia, durante la víspera de Navidad. Se registraron daños en el techo de las instalaciones, cortes en los cables de electricidad y de las cámaras de vigilancia. Los periodistas del medio, conocido por revelar casos de corrupción, ya habían sufrido amenazas previas.

También en Colombia, nueve periodistas radiales amenazados por la disidencia de las FARC recibieron medidas cautelares de parte de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

En la ciudad mexicana de Parral, estado de Chihuahua, la Comisión Estatal de Derechos Humanos recibió dos nuevas quejas de periodistas, además de los cuatro comunicadores a los que se les mantiene vigentes medidas de protección por amenazas al desempeñar su labor.

En República Dominicana, el periodista Leonardo Suero recibió un disparo en su auto mientras salía de su casa, según informes de prensa. «Eso es una señal de alguien que me está enviando un mensaje», aseguró la víctima.

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), condenó el espionaje a los periodistas peruanos César Romero y Juan Carlos Tafur ordenado por la autoridad del Ministerio Público con la intención de criminalizar a la prensa, según informes publicados en medios locales.

En México, el presidente Andrés Manuel López Obrador volvió a embestir contra un grupo de periodistas críticos de su gobierno durante su habitual conferencia de prensa, conocida como la mañanera. El mandatario dijo que los comunicadores, entre ellos Ciro Gómez Leyva, Carlos Loret de Mola y Joaquín López Dóriga , tenían mucho poder en las televisoras y que «son los que reciben más dinero, ganan más y también son los que más desprestigian al noble oficio del periodismo».

Por su parte, el alcalde de Taxco, México, responsabilizó a la prensa de generar violencia tras informar sobre la desaparición de 12 personas en un contexto donde prevalece la inseguridad y tildó a los comunicadores de «seudo periodistas». La organización Artículo 19 condenó el hecho.

El SIP Bot es una herramienta de inteligencia artificial de la Sociedad Interamericana de Prensa que monitorea en tiempo real violaciones a la libertad de prensa. Rastrea información publicada en medios, Google News, Twitter y de una selección de notas y denuncias de la SIP. Contiene un mapa de calor que permite observar el clima de la libertad de prensa en cada país, un botón para hacer denuncias y un menú en el que destacan las declaraciones de líderes de gobiernos, conversaciones de ciudadanos y eventos relevantes.

La SIP es una organización sin fines de lucro dedicada a defender y promover la libertad de prensa y expresión en las Américas. Está integrada por más de 1.300 publicaciones del hemisferio occidental; y tiene su sede en Miami, Florida, Estados Unidos.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *