El Partido México Republicano se une a las manifestaciones de rechazo en todo el país en contra de la nueva edición de los libros de texto gratuitos editados por el gobierno federal, donde se ha dejado de lado la opinión y participación de pedagogos y de las asociaciones de padres de familia, quienes rechazan el contenido ideológico en los mismos, que dañan el crecimiento intelectual y moral de niños y adolescentes de primaria y secundaria.

Lo anterior lo expresa Juan Hernández, presidente estatal de México Republicano, quien externa que: “En México Republicano hemos trabajado para contar con la información suficiente que nos permita fijar el siguiente posicionamiento: Nos pronunciamos en contra de que los libros de texto gratuito que se han realizado en el aire, al margen de la opinión de pedagogos, de especialistas en materia educativa, de otros actores importantes y del pueblo.”

Añadió “rechazamos el hecho de que estos materiales con sesgo ideológico, elaborados al vapor y a partir de criterios y decisiones verticales, se distribuyan en el país para el ciclo escolar 2023-2024, porque no reúnen las condiciones para educar, para influir de manera positiva en la educación y en la enseñanza de las diversas disciplinas del conocimiento, en las niñas, niños y adolescentes de primaria y secundaria en el estado y en el país”.

México Republicano apuesta a la democracia, a la consulta, al consenso, a la protección sin tregua de los avances que en materia de educación pública se han logrado, el desarrollo del país debe ser el objetivo, los intereses de grupo, los intereses ideológicos no deben ser incluidos en la educación, porque atentan en contra de uno de los más sagrados derechos humanos.

Juan Hernández recordó que Jaime Torres Bodet, en su segundo periodo como secretario de Educación, puso en marcha en 1959 una política de libros de texto gratuitos en México. Planteó esta acción como un vehículo para el diálogo y la equidad. Torres Bodet, reconoció que renovarlos, mejorarlos y actualizarlos sería sin duda el reto de los futuros gobiernos.

La reforma educativa del actual gobierno (2019) presentó a la nueva escuela mexicana como la innovación en materia de atención educativa, ha pasado el tiempo y la nueva escuela mexicana es más un escaparate que una estrategia de política pública.

La administración federal actual, entregó a manos de aprendices e improvisados muchas de las instituciones públicas más importantes para el pueblo y para el desarrollo de la sociedad, mismos que llegaron a imponer sus ideas y “políticas” que en la mayoría de los casos han marcado un inevitable retroceso en el desarrollo del país, tal es el caso de muchas de las decisiones en materia educativa.

En materia educativa, particularmente hoy, nos referimos a los nuevos libros de texto gratuitos para la educación primaria y secundaria, desarrollados en el sótano, en lo oscuro de la administración federal, en el terreno de la desinformación pedagógica y científica, y secuestrados por la fuerza del grupo en el poder, y no por la razón que educa, convirtiéndolos en manuales de adoctrinamiento ideológico, plagados de errores a decir de investigadores serios que han tenido acceso y han podido romper el hermetismo que sobre los libros de texto gratuito se ha mantenido.

El Presidente estatal de México Republicano terminó diciendo que nuestro país debe mirar hacia el horizonte, la educación de los mexicanos debes ser el resultado de acciones democráticas y no de los intereses de unos cuantos que abusando del poder, han hecho de lo público un laboratorio de ensayo acomodándolo a sus intereses políticos y económicos.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *