site loader
31 de agosto de 2021 Coneval: Pobreza laboral volverá a finales de año 2021

Coneval: Pobreza laboral volverá a finales de año 2021

De continuar la tendencia actual, para el último trimestre de este año el país podría volver al nivel de pobreza laboral que se registró en la prepandemia de covid-19.

Así lo considera José Nabor Cruz, secretario ejecutivo del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

No es que ese rango sea bueno, pero es mejor al que tenemos ahora.

En el primer trimestre de 2020, el 35.6% de la población se encontraba en pobreza laboral.

Es decir, que los ingresos que recibían por su trabajo o actividad no les alcanzaba para comprar el equivalente a una canasta básica.

Ese porcentaje se traduce en más de 44.8 millones de personas.

Últimos datos de la pobreza laboral

Según la última medición del Coneval, para el segundo trimestre de este 2021, de abril a junio, la tasa de pobreza laboral se ubicó en 38.5%, un poco más de tres puntos porcentuales por encima de lo reportado a inicios del año pasado.

Es decir, que había más de 49 millones de personas en esas condiciones, más de 4 millones de personas más que antes de la crisis económica.

Sin embargo, al comparar el horizonte actual con el de principios de 2021 o, peor, con el segundo trimestre del año pasado, la tendencia es de recuperación, subraya en entrevista el titular del Coneval en entrevista para El Economista.

Con base en la información de la Encuesta Telefónica de Ocupación y Empleo (ETOE), en el segundo trimestre de 2020 —de abril a junio—la pobreza laboral “rondó el 50% de la población”.

Y el punto más álgido ocurrió en mayo, precisa, momento en el que se estima que había más de 60 millones de personas en esa situación.

La política gubernamental de aumento al salario mínimo, el incremento en la masa salarial —o sea, la suma de lo que ganan todas las personas trabajadoras—e incluso reformas como la de subcontratación permitirán reducir el número de personas en pobreza laboral, estima.

Se regresará a nivel prepandemia, si la covid lo permite

Otra señal que el funcionario encuentra para calcular que para el periodo octubre-diciembre de 2021 la pobreza laboral estará más cercana al 35% es el número de empleos que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) reportó para julio.

En el reporte que Coneval dio a conocer la semana pasada no incluyen estos datos, pero de junio a julio de este año más de 1.3 millones de personas se sumaron a una ocupación o regresaron a las actividades que les permiten generar ingresos.

Factor salario mínimo y reforma de outsourcing

En esa pandemia, algunos negocios optaron por reducir el salario a su personal, muchos lo hicieron para sobrevivir y no hacer despidos.

Este fenómeno “se puede observar indirectamente” en el reporte del Coneval, comenta el funcionario.

El funcionario dice también que en la siguiente ENOE, el Inegi “reportará un mayor incremento de empleos formales derivado de la reforma en materia de subcontratación.

Lo que estamos esperando es que incida positivamente en reducir los niveles de pobreza laboral, aunque eso lo veremos más en pobreza multidimensional”.

27 de agosto de 2021 COPARMEX: Solicita extender plazo para aplicar reforma al outsourcing hasta 2022

COPARMEX: Solicita extender plazo para aplicar reforma al outsourcing hasta 2022

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) solicitó a las autoridades homologar el plazo entre la Iniciativa Privada y el Gobierno respecto a la entrada en vigor de la reforma al outsourcing hasta el 1 de enero de 2022. 

El Presidente de la Coparmex, José Medina Mora, expuso que hasta el momento solo 38 mil empresas, de 90 mil que iniciaron el trámite, han completado el procedimiento de ingreso al Registro de Prestadoras de Servicios Especializadas y Obras Especializadas (REPSE) de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).

Medina Mora consideró que en estricto apego a lo señalado en la Constitución, no debe existir un trato diferenciado entre las empresas del sector público y el sector privado, por lo que homologar el plazo contribuirá a lograr una correcta aplicación de la Ley.

Así, 44 por ciento de las empresas que han iniciado los trámites para su registro han obtenido la autorización del REPSE, lo que quiere decir que al 56 por ciento de quienes lo solicitaron se les ha negado o están pendientes de que se les otorgue.

«Desde Coparmex se advirtió con oportunidad que la ampliación concedida al 1 de septiembre no era suficiente, ya que se requería de un plazo mayor. La mayoría de las empresas esperan respuesta positiva o negativa por parte de la STPS a escasos días de la fecha límite, lo que las sitúa en una condición de extrema vulnerabilidad, ya que podrían ser rechazadas y quedar sin la posibilidad de seguir operando», advirtió.

No obstante, cabe recordar que Luisa María Alcalde, secretaria del Trabajo, aseguró que no habrá otra prórroga para el sector empresarial, por lo que el 1 de septiembre entra en vigor la reforma al outsourcing.

 

30 de julio de 2021 Reforma Outsourcing y plataforma del REPSE

Reforma Outsourcing y plataforma del REPSE

Seguramente has escuchado hablar mucho del outsourcing estos últimos meses. Esto es porque el presidente Andrés Manuel López Obrador propuso una iniciativa para regular esta práctica. Este año 2021 será uno de los temas más importantes del año por todas las repercusiones que está teniendo en las empresas y sus empleados.

Antecedentes-

El pasado 21 de diciembre de 2020 la Secretaría de Administración y Finanzas de la Ciudad de México (SAF) informo que, se publicó en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México el DECRETO POR EL QUE SE REFORMAN, ADICIONAN Y DEROGAN DIVERSAS DISPOSICIONES DEL CÓDIGO FISCAL DE LA CIUDAD DE MÉXICO (CDFCDMX), en el que se adicionó el artículo 156 Bis que establece la obligación para las personas físicas y morales que contraten o subcontraten, independientemente de la forma en que se denominen, los servicios proporcionados por un contratista en términos de la normatividad aplicable, aun cuando la erogación por concepto de remuneración al trabajo personal subordinado se realice por conducto de otra persona, de presentar ante la Secretaría un aviso dentro de los 10 días siguientes a aquél en que se celebre dicho contrato o se realicen modificaciones al mismo, anexando al mismo el original o copia certificada del contrato.

Actualización

El 23 de abril de 2021 se publicó en el Diario Oficial de la Federación, el Decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley Federal del Trabajo; de la Ley del Seguro Social; de la Ley del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores; del Código Fiscal de la Federación; de la Ley del Impuesto sobre la Renta; de la Ley del Impuesto al Valor Agregado; de la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado, Reglamentaria del Apartado B) del Artículo 123 Constitucional; de la Ley Reglamentaria de la Fracción XIII Bis del Apartado B, del Artículo 123 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia de Subcontratación Laboral.

Los aspectos más importantes para considerar en esta reforma son las siguientes:

  1. Queda prohibida la subcontratación de personal. Se entiende por subcontratación de personal a la prestación de servicios, por virtud de la cual, una persona física o moral proporciona o pone a disposición trabajadores propios en beneficio de otra.
  2. Contratación de servicios especializados o ejecución de obras especializadas. Quedan permitidos solamente en caso de que dichos servicios o actividades no sean parte del objeto social o actividad económica preponderante de la parte contratante o beneficiaria de los servicios y, siempre y cuando, la empresa contratista esté registrada en el padrón público de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social. Las empresas que presenten los servicios u obras especializadas deberán obtener un registro ante la STPS, para acreditar el cumplimiento de sus obligaciones fiscales y de seguridad social. Asimismo, las empresas que reciban estos servicios especializados deberán responder frente a los trabajadores en caso de incumplimiento.

La subcontratación de servicios especializados o de ejecución de obras especializadas deberá formalizarse mediante contrato por escrito en el que se señale el objeto de los servicios a proporcionar o las obras a ejecutar, así como el número aproximado de trabajadores que participarán en el cumplimiento de dicho contrato.

  1. Servicios u obras complementarias o compartidas entre empresas de un mismo grupo corporativo. Serán considerados especializados, siempre y cuando no formen parte del objeto social o actividad económica preponderante de la empresa que reciba dichos servicios.
  2. Registro de personas físicas o morales que proporcionen servicios de subcontratación. Deberán contar con el registro correspondiente ante la Secretaría del Trabajo y Previsión Social y, asimismo, deben renovar su registro cada tres años. Para obtener el registro deberán acreditar estar al corriente de sus obligaciones fiscales y de seguridad social.
  3. Responsabilidad solidaria. Se establecerá responsabilidad solidaria entre la persona física o moral que subcontrate servicios u obras especializadas y la persona física o moral contratista o que preste dichos servicios, por el incumplimiento de ésta última a sus obligaciones laborales y de seguridad social para con sus empleados.
  4. Reporte de información. Las personas físicas o morales que presten servicios especializados u obras especializadas están obligadas a cumplir con los requerimientos de información ante las autoridades del trabajo, de seguridad social y de vivienda, de forma cuatrimestral.
  5. Sustitución patronal. Deberán transmitirse los bienes objeto de la empresa o establecimiento al patrón sustituto, con excepción de las empresas que lleven a cabo durante el plazo de 90 días naturales contados a partir de la entrada en vigor del Decreto, la transferencia de los trabajadores en dicho plazo a la persona beneficiaria. En todo caso se deberán reconocer los derechos laborales, incluida su antigüedad, que se hubieran generado por el efecto de la relación de trabajo.
  6. Reparto de utilidades. Tendrá como límite máximo tres meses del salario del trabajador o el promedio de la participación recibida en los últimos tres años; se aplicará el monto que resulte más favorable al trabajador.
  7. Sanciones económicas. Las personas físicas o morales que pacten servicios de subcontratación de personal en violación a lo dispuesto en la presente reforma, podrán ser acreedoras de diversas sanciones económicas, de acuerdo con las leyes aplicables.
  8. Efectos fiscales. No tendrán efectos fiscales de deducción o acreditamiento, los pagos o contraprestaciones realizados por concepto de subcontratación de personal para desempeñar actividades relacionadas tanto con el objeto social como con la actividad económica preponderante del contratante. Tampoco se darán efectos fiscales de deducción o acreditamiento a los servicios en los que se proporcione o ponga personal a disposición del contratante, cuando se actualice cualquiera de los siguientes supuestos:

– Cuando los trabajadores que el contratista proporcione o ponga a disposición del contratante, originalmente hayan sido trabajadores de este último y hubieren sido transferidos al contratista, mediante cualquier figura jurídica, y

– Cuando los trabajadores que provea o ponga a disposición el contratista abarquen las actividades preponderantes del contratante.

Para los efectos del primer párrafo de este artículo, se podrán dar efectos fiscales de deducción o acreditamiento a los pagos o contraprestaciones por subcontratación de servicios especializados o la ejecución de obras especializadas, que no formen parte del objeto social ni de la actividad económica preponderante de la beneficiaria de los mismos, siempre que el contratista cuente con el registro a que se refiere el artículo 15 de la Ley Federal del Trabajo y se cumplan con los demás requisitos establecidos para tal efecto en la Ley del Impuesto sobre la Renta y en la Ley del Impuesto al Valor Agregado, respectivamente.

  1. Simulación. Utilizar esquemas simulados de prestación de servicios especializados o la ejecución de obras especializadas o bien, realizar la subcontratación de personal, serán considerados como defraudación fiscal en términos del Código Fiscal de la Federación y el Código Penal Federal.
  2. Fecha de entrada en vigor. Al día siguiente al de su publicación en el Diario Oficial de la Federación, tratándose las reformas laborales y de seguridad social. Dentro de los 30 días naturales siguientes a la entrada en vigor del presente Decreto, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social deberá expedir las disposiciones de carácter general sobre el padrón de empresas de subcontratación. Tratándose de las reformas a las leyes fiscales, el día 1 de agosto de 2021. Tratándose de los trabajadores al servicio del Estado Mexicano en el ejercicio fiscal 2022

A la fecha de entrada en vigor del presente Decreto, las personas físicas o morales que presten servicios de subcontratación deberán obtener el registro REPSE ante la Secretaría del Trabajo y Previsión Social que prevé el artículo 15 de la Ley Federal del Trabajo, en un plazo de 90 días naturales, contados a partir de la publicación de las disposiciones de carácter general a que se refiere el artículo 15, párrafo sexto, de dicha Ley.

MULTAS:

  1. Al patrón que no permita la inspección y vigilancia que las autoridades del trabajo ordenen en su establecimiento, se le notificará por instructivo para que comparezca a exhibir toda la información requerida, apercibido que de no hacerlo se presumirá que no cuenta con ella. Con independencia de lo anterior, el hecho de no permitir el desahogo de la inspección lo hará acreedor de una multa de 250 a 5,000 veces la Unidad de Medida y Actualización.
  2. A quien realice subcontratación de personal a que se refiere el artículo 12 de esta Ley, así como a las personas físicas o morales que presten servicios de subcontratación sin contar con el registro correspondiente, conforme a lo establecido en los artículos 14 y 15 de esta Ley, se le impondrá multa de 2,000 a 50,000 veces la Unidad de Medida y Actualización, sin perjuicio de las demás responsabilidades a que hubiera lugar de conformidad con la legislación aplicable.

Si requieres más información sobre este tema tan importante para las empresas mexicanas y trabajadores puede escribir en el siguiente enlace: https://chat.whatsapp.com/Lqjg563jeOR6reMbfyqT5 

o te puedes inscribir en el siguiente enlace donde se dará un curso muy completo sobre dicha reforma: https://forms.gle/Hgm85M7oYSWAQNwa7

20 de mayo de 2021 Pobreza laboral disminuye sólo en 6 Estados

Pobreza laboral disminuye sólo en 6 Estados

Campeche, Tamaulipas, Oaxaca, Chiapas, Nayarit y Zacatecas lograron reducir en el primer trimestre del año el porcentaje de la población que no puede adquirir la canasta alimentaria con su ingreso laboral.

Si bien el impacto generalizado de la emergencia sanitaria y las medidas adoptadas para mitigar la contingencia por el Covid-19 contrajeron la economía nacional y, por ende, aumentaron los índices de pobreza laboral a nivel nacional, seis estados lograron disminuir este indicador en el primer trimestre del 2021.

Estas entidades que consiguieron descender el porcentaje de la población con un ingreso laboral inferior al valor de la canasta alimentaria, en comparación con los resultados de los primeros tres meses del 2020, fueron: Campeche (pasó de 40.9 a 40.7%, -0.1 puntos porcentuales), Tamaulipas (de 32.4 a 31.9%, -0.5 puntos), Oaxaca (de 57.3 a 55.8%, -1.4), Chiapas (de 66.7 a 65.1%, -1.6), Nayarit (de 30.8 a 27.1%, -3.6) y Zacatecas (de 46.4 a 42.7%, -3.8 puntos porcentuales).

De acuerdo con datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), la pobreza laboral, definida como el porcentaje de la población que no puede adquirir la canasta alimentaria con su ingreso laboral, aumentó 3.8 puntos porcentuales en el país, al pasar de 35.6 a 39.4% entre el primer trimestre del 2020 e igual periodo del año en curso.

“Entre los factores que explican el incremento anual de la pobreza laboral se encuentran la disminución anual de 4.8% en el ingreso laboral real y el aumento de las líneas de pobreza extrema por ingresos (valor monetario de la canasta alimentaria), de 3.7% en zonas urbanas y de 4.0% en zonas rurales”, detalló el Coneval.

En ingreso laboral per cápita, nueve entidades mostraron incrementos (se encuentran las seis que disminuyeron su pobreza laboral): Nayarit (19.0% a tasa anual real), Zacatecas (7.1%), Oaxaca (4.2%), Chiapas (2.7%), Campeche (1.1%), Jalisco (0.9%), Morelos (0.7%), Veracruz (0.6%) y Tamaulipas (0.2 por ciento). Se observa que a pesar de que Jalisco, Morelos y Veracruz incrementaron este indicador, fue insuficiente para evitar el alza en su pobreza laboral.

Desde otra perspectiva, la pobreza laboral aumentó en 26 de las 32 entidades. El mayor ascenso se produjo en la Ciudad de México, que ha sido el territorio más castigado por la pandemia (obtuvo la mayor pérdida de empleos formales entre marzo del 2020 y abril del 2021, con 230,901 despidos acumulados; presentó la tercera caída más pronunciada de la actividad económica en el último trimestre del año pasado, con -9.0% anual desestacionalizada, y registró la mayor disminución en ingreso laboral per cápita en el primer trimestre del 2021, con -20.3% anual real).

La pobreza laboral de la capital del país pasó de 28.3% en los primeros tres meses del 2020 a 43.2% en el mismo lapso de este año, es decir, un crecimiento de 14.9 puntos porcentuales.

Le siguieron Quintana Roo (de 27.2 a 37.3%, +10.1 puntos), Baja California Sur (de 16.2 a 24.6%, +8.3) y Tabasco (de 39.1 a 46.2%, +7.1 puntos porcentuales).

En tanto, los estados con el mayor porcentaje de la población que no puede adquirir la canasta alimentaria con su ingreso laboral fueron Chiapas (65.1% en esta condición), Guerrero (57.5%) y Oaxaca (55.8%), mientras las menores relaciones se dieron en Nuevo León (22.2%), Jalisco (24.5%), Baja California Sur (24.6 por ciento).

Contexto

Por la emergencia sanitaria derivada del virus SARS-CoV-2 en México, se estableció la suspensión de actividades no esenciales en marzo del 2020.

Debido a que a finales de 2020 se observó un aumento en el número de casos por Covid-19, el número de entidades en semáforo rojo pasó de tres en la última semana de diciembre del 2020 a diez a finales de enero de 2021, lo cual afectó la reapertura que se venía dando.

Ya en la última semana de febrero del 2021 ninguna entidad presentaba semáforo rojo por Covid-19. “El impacto generalizado de la emergencia sanitaria y las medidas adoptadas para mitigar la contingencia provocaron la contracción de la economía”, detalla el Coneval.

FUENTE: Coneval

19 de mayo de 2021 CONEVAL: 39.4% de la población vive en pobreza laboral por la pandemia.

CONEVAL: 39.4% de la población vive en pobreza laboral por la pandemia.

Entre el primer trimestre de 2020 y el de 2021, el poder adquisitivo del ingreso de los mexicanos disminuyó 92.46 pesos, y 2.1 millones de personas perdieron su empleo, según datos del Coneval.

El porcentaje de personas con un ingreso laboral inferior al valor de la canasta alimentaria aumentó 3.8 puntos porcentuales a nivel nacional entre el primer trimestre de 2020 y el mismo periodo de 2021, de acuerdo con datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Un análisis del Consejo señaló que la pobreza laboral pasó de 35.6% a 39.4%, con aumento en 26 de las 32 entidades.

La Ciudad de México tuvo el mayor aumento, con 14.9 puntos porcentuales, seguido de Quintana Roo (10.1) y Baja California Sur (8.3).

En contraste, las entidades que lograron la mayor disminución anual en pobreza laboral fueron Zacatecas (3.8), Nayarit (3.6), Chiapas, (1.6), Oaxaca (1.4) y Tamaulipas (0.5).

En las localidades urbanas, el aumento fue de 4.8%, mientras que en las rurales fue de 0.9%.

El Coneval destacó que el poder adquisitivo del ingreso laboral también tuvo una disminución, al pasar de $1,919.84 a $1,827.39, mientras que se observó un aumento del Índice de Precios al Consumidor (INPC), con inflación promedio anual de 4.0%.

Entre el primer trimestre de 2020 y el de 2021, se observó una disminución de 2.1 millones de personas ocupadas: se vieron afectados 5.5% de trabajadores informales y 2.6% de los formales.

Adicionalmente, los trabajadores formales tuvieron un aumento anual de su ingreso laboral real promedio de 0.9%, mientras que los informales presentaron una disminución de 1.6% en el mismo periodo anual.

Los trabajadores informales que se vieron más afectados fueron aquellos que laboran en actividades de transporte, comunicaciones, correo, almacenamiento, servicios sociales, restaurantes y servicios de alojamiento.

Para el sector formal, las actividades con mayores aumentos fueron las de servicios diversos, gobierno y organismos internacionales, así como de servicios sociales.

Durante este periodo, el número de personas que perdieron su empleo aumentó 15.4%.

En el caso de trabajadores del hogar remunerados, hubo un aumento de 2.1% en el número de personas cuyo ingreso laboral fue menor al costo de la canasta alimentaria.