site loader
4 de julio de 2022 Deforestación, derrames de crudo, gases tóxicos… Ante la nueva refinería

Deforestación, derrames de crudo, gases tóxicos… Ante la nueva refinería

En 2008 el IMP declaró que las tierras de Paraíso, Tabasco, no eran aptas para instalar una refinería debido a que albergan una amplia gama de ecosistemas y especies protegidas. Sin embargo, en 2018 –sin contar con la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA)– se inició el desmonte de 220 hectáreas de selva y manglares para construir ahí Dos Bocas, destruyendo el hábitat de cientos de especies. Ahora que López Obrador inauguró la primera etapa de la refinería, habitantes de comunidades aledañas temen que ocurran más daños ambientales, como la emisión de gases contaminantes o los derrames de crudo en el río y la laguna de Mecoacán.

PARAÍSO, Tab. (Proceso).– Los cangrejos azules viven en madrigueras que excavan en la tierra para protegerse de depredadores, pero cuando en septiembre de 2018 las retroexcavadoras conocidas como mano de chango y los tractores de oruga entraron ilegalmente a su hábitat, una zona de manglar, para desmontar el terreno y construir la refinería Olmeca de Dos Bocas, los cangrejos quedaron sepultados.

El pasado 1 de julio, en el cuarto aniversario de su triunfo electoral, el presidente Andrés Manuel López Obrador ­inauguró la primera fase de la refinería, que está sobre un cementerio de cangrejos. A dos años y 11 meses del inicio de las obras, está listo el complejo de oficinas administrativas, 17 plantas de proceso y 90 tanques de almacenamiento. Comenzó así el periodo de prueba de seis meses. La refinería comenzará a operar en 2023, según el gobierno.

La construcción de la refinería, sobre bosques de manglar, a orillas del Río Seco, cambió la ruta del cangrejo azul para cumplir su ciclo reproductivo, cuenta Élder. “El río los conecta al Golfo de México, cuando el cangrejo hace su migración para desovar en el mar. Ahorita con la refinería se modifica esa área y está teniendo un impacto en la población del cangrejo”

Fuente: Proceso

29 de junio de 2022 AMLO inaugurará Dos Bocas el viernes, aunque aún está lejos de producir

AMLO inaugurará Dos Bocas el viernes, aunque aún está lejos de producir

El presidente Andrés Manuel  inaugurará el viernes la refinería Olmeca en Dos Bocas, Tabasco, que forma parte de su promesa de llevar al país a la “autosuficiencia energética”, aunque el complejo operaría al 80% de su capacidad, en el mejor de los casos, a fines del 2025, dijeron fuentes enteradas del tema a la agencia Reuters.

Hace tres años, el mandatario y su secretaria de Energía, Rocío Nahle, aseguraron que la refinería estaría lista para el 2022, algo que expertos vieron imposible. Además aseguraron que costaría 8,000 millones de dólares y ahora admiten que serán 12,000 millones de dólares, aunque otros calculan más.

Pero a días de la anunciada inauguración de Olmeca, que eventualmente tendrá una capacidad de 340,000 barriles por día (bpd) de capacidad, Nahle y el propio presidente dicen que se inaugurará una “primera etapa” del complejo refinador, que tendrá 17 plantas y que esperan que para el 2023 esté en producción.

El mandatario aseguró el viernes que estaría a todo vapor a fines de año o inicios del 2023, pero fuentes vinculadas a la obra dijeron a Reuters que la propia Secretaría de Energía ha estimado que la refinería opere a fines del 2025 o hasta entrado el 2026 al 80%, un porcentaje alto frente al promedio local.

No fue posible tener un comentario de la dependencia.

Una de las fuentes dijo que “no se espera que la refinería esté completamente lista antes de la primavera de 2024″, reforzando la posibilidad de que la producción de derivados no se dé sino hasta el año siguiente, en el mejor de los casos.

Fuente: Aristegui Noticias

28 de mayo de 2021 Moody’s baja calificación a refinería Deer Park tras ser adquirida por Pemex

Moody’s baja calificación a refinería Deer Park tras ser adquirida por Pemex

Moody’s bajó la calificación a la refinería Deer Park, de Baa3 a Baa2, luego de ser adquirida por Petróleos Mexicanos (Pemex), con la expectativa de que la recuperación total en las ganancias de la compañía y el perfil de apalancamiento se extienda más allá de 2021.

A la espera de que finalice la transacción, la calificadora prevé que la refinería estadunidense administre sus necesidades de liquidez y refinanciamiento este año, incluida una línea de crédito renovable de corto plazo por 130 millones de dólares que vence en junio con ingresos de los préstamos de los socios.

«La revisión para la baja de las calificaciones de Baa3 refleja aún más la expectativa de Moody’s de que luego de la venta, las calificaciones de Deer Park serán impulsadas principalmente por su dinámica crediticia independiente y el perfil crediticio mucho más débil de Pemex”, apuntó Moody’s.

“La calificación Baa3 aún se beneficia de una mejora de calificación de varios niveles, que está principalmente vinculada a Shell y también tiene en cuenta varios acuerdos de mejora crediticia, incluidos préstamos para accionistas y acuerdos de respaldo de liquidez, comprometidos tanto por Shell como por Pemex», abundó.

La revisión de las calificaciones –añadió– evaluará las enmiendas en los términos del compromiso con Shell, incluida la adquisición y venta de materias primas y productos de refinación por parte de Deer Park, que en la actualidad se gestiona a través de Shell.

También se evaluará la nueva estructura de capital y las provisiones de liquidez, luego del cierre de la venta, la política financiera bajo la propiedad total de Pemex y el apoyo esperado de la empresa y el gobierno de México.

25 de mayo de 2021 Refinería Deer Park será un problema de largo plazo para consumidores en México: Moody’s

Refinería Deer Park será un problema de largo plazo para consumidores en México: Moody’s

La apuesta del gobierno mexicano de producir más combustibles fósiles con la refinería Deer Park aumenta el riesgo de que los inversionistas rechacen invertir en bonos de Pemex.

La compra total de la refinería Deer Park por parte de Petróleos Mexicanos (Pemex) a la compañía privada Shell será un problema de largo plazo para los consumidores de combustibles en México, advirtió Moody’s.

La calificadora de riesgo crediticio estima que la demanda mundial de combustibles caerá al menos 20% hacia 2035, pero México y Pemex no podrán bajar los precios domésticos porque tendrán que pagar la refinería que compraron en Houston, Texas, y la que están construyendo en Dos Bocas, Tabasco.

“Es un problema de mediano a largo plazo. Alguien va a tener que pagar esa cuenta y va sufrir mucho el bolsillo de quien tenga que pagar la cuenta de un producto cuya demanda va bajando, y por lo tanto, sus precios”, declaró en entrevista con Forbes México, la analista de Moody’s, Nymia Almeida.

Aunque el gobierno prevé que el consumo de gasolina y diésel en México se mantendrá o incluso crecerá, la representante de Moody’s consideró que será más barato importar combustibles que Estados Unidos y Europa ya no quieren que producirlos en México.

Minutos después de que Shell anunció la venta por 600 millones de dólares (mdd), el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) comentó que la refinería tiene la capacidad para procesar 340,000 barriles, igual que la megaobra que construyen en Dos Bocas, Tabasco.

“Vamos a dejar de comprar combustibles en el extranjero, Pemex va a procesar todo el petróleo crudo y lo va a convertir en gasolinas, diésel. Vamos a ser autosuficientes para 2023”, comentó el mandatario en su cuenta de Twitter.

Al preguntarle si la compra presiona la nota crediticia de la compañía, Almeida respondió que es muy pronto para saberlo, pues faltan detalles sobre la forma en que pagarán la infraestructura, pero la adquisición tampoco es un movimiento “absurdo” en términos de inversión pues la compañía posee 15,000 millones de dólares (mdd) para 2021.

“Es una decisión cuestionable. ¿La inversión está dentro de su presupuesto? sí, pero Pemex tiene que ser cuidadoso, pues va a tener que quitar este monto de otra inversión un poco más productiva como en exploración y producción, que es donde gana dinero”, agregó.

La analista de Moody’s también mencionó que México y Pemex van en sentido opuesto a la transición energética global. Esta política energética se traduce como un riesgo, pues los inversionistas tienen el mandato de invertir en empresas que protegen el ambiente y transitan a productos sin emisiones de carbono.

“En ese contexto, hay un riesgo de que si no se atienden las necesidades ambientales del planeta puntualmente por cada empresa, si eso no se toma en cuenta, pudiera haber un rechazo con respecto a la inversión en los bonos de Pemex, eso sí es una preocupación”, concluyó.

En abril de 2020, la calificadora de riesgo degradó la nota de Pemex a bono basura (Ba2 desde Baa3) y mantuvo su perspectiva negativa.

FUENTE: Forbes (Arturo Solís)

24 de mayo de 2021 Compra México la Refinería Deer Park

Compra México la Refinería Deer Park

Petróleos​ Mexicanos (PEMEX) concluyó las negociaciones para adquirir el 50.005% de la participación en la refinería de Deer Park que actualmente detenta Shell Oil Company. Cabe recordar que PEMEX es actual tenedora del 49.995% a través de su filial P.M.I. Norteamérica, con lo que, con esta transacción, la empresa mexicana adquiriría la propiedad total de la refinería.

En 1993 PEMEX adquirió su participación de la refinería ubicada en Houston, Texas, y se asoció con Shell Oil Company para llevar a cabo las inversiones necesarias para procesar crudo Maya. Desde el inicio de la sociedad, la refinería ha sido operada y administrada por Shell y las utilidades se han repartido entre los socios o reinvertido. Durante este periodo las utilidades fueron reinvertidas en la refinería o destinadas al pago de deuda. Ahora, el Gobierno de México, a través de Pemex, decide adquirir la participación de Shell para ser dueño por completo de la refinería Deer Park para lo cual se dispone de los recursos suficientes sin recurrir a deuda.

Esta decisión se inscribe en la nueva política de negocios de Pemex, planteada por el Presidente de México, que consiste en lograr en el corto plazo, producir todos los combustibles que requiere el país, para lo cual se están rehabilitando las seis refinerías del Sistema Nacional de Refinación (SNR), se está construyendo la nueva refinería de Dos Bocas, se reiniciará la reconfiguración de Tula y mediante esta operación se toma la propiedad total de la refinería de Deer Park, y con ello el control y la operación.

En suma, con las acciones descritas, PEMEX alcanzaría una producción de un millón 362 mil barriles diarios para abastecer el total de la demanda mexicana de gasolinas, diésel, turbosina y otros petrolíferos.

La refinería de Deer Park tiene una capacidad de procesamiento de crudo de 340 mil barriles por día y sus plantas le permiten procesar crudo pesado y ligero sin generar combustóleo. Produce alrededor de 110 mil barriles por día (Mbpd) de gasolina, 90 Mbpd de diésel y 25 Mbpd de turbosina, además de otros productos en cantidades menores. Se ha caracterizado por un buen desempeño y una utilización por arriba del 80% en los últimos años. Como parte de la negociación se mantendrá la integración y la estrecha colaboración con el complejo petroquímico de Shell con el objetivo de capturar sinergias y economías de escala.

La contraprestación por esta transacción es de $596 millones de dólares, lo cual es un monto pagado en efectivo y un monto representado por la eliminación de la participación de Shell en la obligación de deuda de la sociedad. Además, al igual que en otras transacciones de este tipo, el comprador adquiere el total de los inventarios a la fecha de cierre de la operación en el entendido que estos inventarios son insumos o mercancía para venta. Este monto adicional será pagado al vendedor en el momento del cierre y será basado en los volúmenes reales y en los precios de mercado prevalecientes.

Como parte de los principios que rigen la actual administración, será prioritario que los beneficios de todos los trabajadores de la refinería Deer Park se mantengan en niveles competitivos. Para PEMEX será prioridad mantener la eficiencia administrativa para cumplir con todos los protocolos necesarios para la seguridad de las instalaciones y su entorno en materia ambiental y social. Asimismo, manteniendo su compromiso con el desarrollo social de las comunidades donde la empresa mexicana tiene presencia, buscará impulsar proyectos que beneficien a los habitantes de la localidad.

PEMEX desempeñará un papel activo en la comunidad de Deer Park y está trabajando estrechamente con Shell para dar continuidad a los compromisos que la refinería tiene con las comunidades vecinas.

​Esta adquisición será financiada en su totalidad por el Gobierno Federal y se tiene programado que la operación de compra-venta se cierre en el último trimestre del año, sujeta a la aprobación de las instancias regulatorias del Gobierno de Estados Unidos.