La Administración para el Control de Drogas (DEA) elogió la cooperación de autoridades federales mexicanas en una operación que condujo a la captura de una docena de narcotraficantes a los dos lados de la frontera entre México y Arizona y la incautación de 120,000 tabletas contaminadas con fentanilo.

«Después de una amplia cooperación bilateral entre los Estados Unidos y México, la Fiscalía General de la República (FGR) llevó a cabo una importante operación de cumplimiento para desmantelar una prolífica organización transnacional de tráfico de drogas que opera en Nogales, Sonora, a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México», informó la DEA.

La novedad fue que mientras que la fiscalía se abstuvo de divulgar su logro de arrestar a cinco sospechosos en Sonora e interceptar las pastillas con fentanilo y otras drogas, la DEA y el Departamento de Justicia, que dependen del presidente Joe Biden, fueron las que difundieron el éxito mexicano en el operativo.

El operativo incluyó la detención de otros siete narcotraficantes, que fueron detenidos en poblados de la frontera de Arizona con México y fueron presentados ante la corte federal en ese estado.

Como resultado y en un fuerte gesto que va a contramano de la tensión de los últimos meses, las dependencias de la administración Biden enfatizaron que los arrestos fueron posibles por la colaboración entre los dos gobiernos.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *