site loader
15 de julio de 2021 La ONU advierte de riesgo de «catástrofe» en 2021 por atraso en vacunación de niños

La ONU advierte de riesgo de «catástrofe» en 2021 por atraso en vacunación de niños

La ONU advirtió del riesgo de una «catástrofe absoluta» si no se soluciona el peligroso atraso en la vacunación de niños a raíz de la pandemia de covid-19 y las restricciones sanitarias se levantan con demasiada rapidez.

«En 2021, tenemos el potencial para que se produzca una catástrofe absoluta», señaló la doctora Kate O’Brien, directora del departamento de vacunación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Ginebra.

La pandemia obligó a desviar recursos y personal hacia la lucha contra el covid, y muchos servicios médicos tuvieron que cerrar o reducir sus horarios.

La gente también se volvió reticente a desplazarse por temor al contagio, cuando las medidas de confinamiento no lo prohibían.

La situación de niños no protegidos y un levantamiento demasiado rápido de las restricciones sanitarias contra el covid -que cuidaban en parte contra algunas enfermedades infantiles- ya hacen sentir sus efectos, por ejemplo con brotes de sarampión en Pakistán, subrayó la responsable de la OMS.

Estos dos factores combinados son «la catástrofe absoluta contra la cual hacemos sonar la alarma ahora porque necesitamos actuar de inmediato para proteger a esos niños», insistió.

En 2020, 23 millones de niños no recibieron las dosis de vacunas contra la difteria, tétanos y tos convulsa, que sirven de medida de referencia, según datos publicados este jueves por la OMS y Unicef.

Es la cifra más alta desde 2009 y significa un aumento de 3,7 millones de niños con respecto a 2019.

Más grave aún para las dos agencias es que 17 millones de niños -que viven en su mayoría en zonas de conflicto, lugares aislado o barrios muy desfavorecidos privados de infraestructuras de salud- no han tenido sin duda ninguna dosis el año pasado.

Estas cifras «son una señal de alarma clara, la pandemia de covid-19 y las perturbaciones que ha provocado nos han hecho perder un terreno precioso que no podemos permitirnos ceder y las consecuencias van a pagarse en muertos y en pérdida de calidad de vida de los más vulnerables», indicó la directora de Unicef Henrietta Fore.

La tasa de vacunación de la difteria, tétanos y tos convulsa estuvo estancada en 86% durante varios años antes de la pandemia y en 2020 cayó a 83%.

En el caso del sarampión, una enfermedad muy contagiosa que necesita un porcentaje de cobertura de vacunación del 95% para estar controlado, solo el 71% de los niños recibió la segunda dosis.

– México en problemas –

En el continente americano, se observa una «tendencia preocupante a largo plazo» a pesar de que el declive vinculado con la pandemia fue modesto (2 puntos porcentuales menos que en 2019).

«La desinformación sobre las vacunas, la inestabilidad y otros factores forman una panorama preocupante» en la región donde «la tasa de vacunación continúa cayendo», afirman la OMS y Unicef.

Solo el 82% de los niños están totalmente inmunizados con la vacuna contra la difteria, el tétanos y la tos convulsa, comparado con el 91% en 2016.

México forma parte de los países en los que el número de niños no cubiertos por una primera dosis de vacunas contra esas tres enfermedades aumentó más rápido, pasando de 348.000 en 2019 a 454.000 el año pasado.

En Asia, la tasa de cobertura cayó de 91% a 85% en 2020 en India, que contaba con el número de niños vacunados a medias o no vacunados el año pasado: 3,5 millones. Pakistán, Indonesia y Filipinas también vieron aumentar el número de niños sin proteger.

La ONU subraya que es importante que la distribución de las vacunas anticovid no se haga en detrimento de los programas de vacunación infantiles.

Fuente: AFP

15 de julio de 2021 El papa Francisco sale del hospital tras pasar diez días recluido

El papa Francisco sale del hospital tras pasar diez días recluido

El papa Francisco ha recibido el alta hospitalaria este miércoles, tras pasar diez días ingresado después de someterse a una operación para extraerle parte del colon el 4 de julio. El pontífice, de 84 años, abandonó el centro Policlínico Agostino Gemelli de Roma por la mañana a bordo de un coche y, antes de regresar al Vaticano, se detuvo a rezar unos minutos en la basílica de Santa María la Mayor. El papa suele visitar esta iglesia a menudo, especialmente antes de comenzar sus viajes apostólicos y también al regresar de ellos.

De allí se trasladó directamente a la casa Santa Marta, la residencia para sacerdotes en la que vive dentro de los muros vaticanos. Poco antes de llegar se bajó del vehículo, donde ocupaba el asiento del copiloto, para saludar, sonriente, a los agentes de policía que lo escoltaban desde el hospital.

La salida del pontífice del centro médico ha sido discreta, al igual que el ingreso, que se produjo el mismo 4 de julio por la tarde, después de participar con total normalidad en el rezo del Ángelus desde la ventana de su despacho en el Palacio Apostólico que da a la plaza de San Pedro. El anuncio de la intervención pillo por sorpresa a pesar de que estaba programada para coincidir con el mes de julio, en el que Bergoglio reduce considerablemente su agenda.

El motivo de la intervención quirúrgica fue una estenosis diverticular grave con signos de diverticulitis esclerosante, según informó el Vaticano, en la que se le extrajo una parte del colon y que requirió anestesia general. La Santa Sede ha ido emitiendo boletines médicos prácticamente a diario y ha asegurado que el pontífice evolucionaba según lo previsto.

En los días de ingreso se le ha visto saludando en silla de ruedas a algunos pacientes que también estaban ingresados en el mismo centro. Y además visitó en dos ocasiones a los niños de la unidad de oncología pediátrica del hospital, en la décima planta, la misma en la que los papas cuentan con un apartamento privado para recibir tratamiento para sus posibles enfermedades.

Se sabe también que el pontífice, aficionado al fútbol, siguió desde su habitación del hospital los partidos de la Copa América y de la Eurocopa, que ganaron, respectivamente, la selección de su país, Argentina, e Italia.

El pasado domingo, Francisco reapareció en público, con buen aspecto, desde el balcón del hospital para celebrar el tradicional rezo del Ángelus y dirigir algunas palabras a los fieles que se congregaban a la entrada del centro médico o que lo seguían a través de los medios de comunicación vaticanos.

En su alocución, Bergoglio llamó a mantener un sistema sanitario de calidad accesible y “gratuito” para todos. “En estos días de hospitalización, he experimentado lo importante que es un buen servicio sanitario, accesible a todos, como el que hay en Italia y en otros países. Un sistema sanitario que garantice un buen servicio accesible para todos”, dijo, en compañía de algunos niños enfermos, desde el balcón de la décima planta en la que estaba ingresado. Y agregó: “No debemos perder este bien tan precioso ¡Tenemos que mantenerlo! Y para ello debemos esforzarnos todos, porque sirve a todos y requiere la contribución de todos”. Además reconoció que cuando, en ocasiones, también en la Iglesia alguna institución sanitaria no funciona correctamente por motivos económicos o a causa de una mala gestión, “lo primero que viene a la mente es venderla”. Pero, señaló: “La vocación de Iglesia no es hacer dinero, sino dar servicio, y el servicio siempre es gratuito”. “Salvad las instituciones gratuitas”, concluyó.

15 de julio de 2021 Marcelo Ebrard «El presidente que quería ser expresidente»

Marcelo Ebrard «El presidente que quería ser expresidente»

No hay ningún misterio en el destape explícito por parte del canciller mexicano Marcelo Ebrard, aspirante a la presidencia en las elecciones del verano 2024, pese a los tres años casi exactos que nos separan de esa jornada. Tras las reiteradas alusiones del presidente Andrés Manuel López Obrador a lo largo de las últimas semanas sobre posibles sucesores, no le quedaba de otra al responsable de Relaciones Exteriores.

Las filas del obradorismo habían interpretado gestos, cábalas y señales y concluyeron que Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la Ciudad de México, sería en su momento la preferida del soberano, y actuaron en consecuencia. En los últimos días, las apariciones en público de Sheinbaum eran festejadas a gritos de “presidenta, presidenta”.

Ebrard asumió, con razón, que si eso se instalaba unilateralmente en el imaginario del obradorismo, la batalla estaría perdida antes de empezar y el resto del sexenio sería un desfile en alfombra roja para la alcaldesa. Con su destape oficial, asumido con la venia presidencial, intenta pasar el mensaje de que el asunto todavía no está decidido. Convincente o no, muchos de los actores políticos se la pensarán dos veces antes de quemar naves y endosar cheques en blanco.

Lo que sí es un misterio, en cambio, son las razones que llevaron al presidente López Obrador a hablar de precandidatos a tres años de distancia, lo cual irremediablemente anticipa la contienda. Por lo general los presidentes en funciones retrasaban al máximo el período de las precandidaturas, sabedores de que, a partir de ese momento, comenzaba una lenta pero persistente declinación de su poder.

Una vez que las “fuerzas vivas” perciben un posible ganador, la llamada “cargada”, hace pendular el poder al cuartel de guerra del futuro presidente, en detrimento de Palacio Nacional. Proyectos y activos políticos son guardados para congraciarse con quien será el mandamás en los años por venir.

De allí las famosas consignas enviadas desde Presidencia destinadas a retrasar ese momento y que terminaron siendo reglas no escritas de la política mexicana tradicional: “El que se mueve no sale en la foto”.

Pues ahora fue el propio López Obrador quien los puso a moverse. Algunos críticos han querido ver en ese “destape” una mera estrategia para distraer a la opinión pública de otros problemas y escándalos de su Gobierno, pero es una explicación absurda. El tabasqueño nunca ha tenido dificultades para sacarse de la manga un tema que monopolice titulares en los medios de comunicación. No iba a sacrificar ese cartucho teniendo otras alternativas para resolver ese objetivo, si es que en realidad tal fuese su propósito.

A mí me parece, más bien, que obedece a la combinación de dos factores. Uno, la necesidad de arropar a sus dos principales cartas para la sucesión, Marcelo Ebrard y Claudia Sheinbaum, aun cuando muchos señalan que en realidad solo es esta última.

Se trata justo de los dos funcionarios que salieron cuestionados en el desplome de la Línea 12 del Metro. Frente a la tragedia y siendo percibidos como los dos principales contendientes por parte de la llamada Cuarta Transformación, los actores políticos y medios de comunicación adversos asumieron que era la oportunidad para abatirlos por anticipado. Inmediatamente, López Obrador salió en defensa de ambos, particularmente de Sheinbaum, y entre otras cosas revivió el tema de los posibles sucesores, cuidando de encabezar las posibles listas con sus nombres. Simultáneamente, soltó una bola de humo al mencionar a otros posibles candidatos, a ninguno de los cuales se concede posibilidad alguna en los corrillos políticos (Juan Ramón de la Fuente representante en la ONU, Esteban Moctezuma embajador en Estados Unidos y Tatiana Clouthier ministra de Comercio).

Al meter nombres en la lista de “contendientes” de alguna manera el presidente quería evitar que el desgaste se concentre en los dos destinados a la recta final. Con poco éxito; nadie se ha ido con la finta.

Sin embargo, no fue la tragedia lo que desencadenó el llamado del presidente. Semanas antes ya había presumido a sus principales jinetes y ridiculizado la flaca caballada por parte de la oposición. Lo de la Línea 12 simplemente intensificó estas menciones, pero no explica la razón por la cual rompió la regla no escrita del “manual del usuario de la silla presidencial”.

La explicación de fondo está en otro lado. López Obrador es un luchador social y político, profundamente nacionalista, obsesionado con la historia. Su insistencia en eliminar la residencia de Los Pinos por la cual pasaron personajes que considera menores, y su deseo de ser identificado con Palacio Nacional obedece a esta necesidad de vincularse a los símbolos consagrados y ser asociado al olimpo reservado a los grandes protagonistas de la historia patria.

Héroes como José María Morelos, Benito Juárez, Francisco I. Madero. Prácticamente no pasa un día sin que el presidente mencione a uno o a varios de ellos. Su mayor anhelo, me parece, reside en hacer los méritos frente a la Nación para percibirse a sí mismo, y ser percibido, como uno entre ellos.

Frases como “yo ya no me pertenezco” remiten a esta transfiguración que lo hace uno con la investidura presidencial. La noción misma de una Cuarta Transformación le une directamente a los líderes de las tres primeras, alzándolo por encima de la multitud de mandatarios secundarios y mediocres que a su juicio están entre medio. Lo cual no me parece reprobable en absoluto. Intentar emular a los mejores, convertirse en uno de ellos, no es un mal principio en cualquier oficio, sobre todo en uno con tantas responsabilidades como este.

Pero se advierten señales de impaciencia por formar parte del panteón de los héroes. Un presidente que de alguna manera tiene prisa por ser expresidente y pasar a formar parte de la historia. Pero para ser parte de la historia se necesita que esta transcurra.

La anticipación con que lanza la lista de los precandidatos a sucederle va acompañada de otras señales de apresuramiento. Sus crecientes referencias al rancho que lo espera, su futuro como escritor de historia totalmente alejado de la vida política como corresponde a un símbolo y, sobre todo, su insistencia en que lo fundamental del cambio de régimen ya está hecho. No solo afirma que los cimientos han quedado establecidos sino que en su mayor parte son ya irreversibles. Habla de lo realizado como si se encontrara en el último tramo y solo le faltara atar un par de pendientes para emprender la retirada. Paradójicamente, tanto para él como para sus adversarios este será un largo fin de sexenio, que por alguna razón ha comenzado antes de llegar a la mitad.

14 de julio de 2021 Presenta Gobierno Municipal modelo de Justicia Cívica ante FICOSEC

Presenta Gobierno Municipal modelo de Justicia Cívica ante FICOSEC

Con el objetivo de implementar acuerdos y desarrollar políticas que ayuden a la reinserción social de niñas, niños y adolescentes en conflicto con la ley, la Dirección de Seguridad Pública Municipal y la Comisión de Reinserción de la Mesa de Seguridad y Justicia del Fideicomiso para la Competitividad y Seguridad Ciudadana (FICOSEC), realizaron su sesión mensual en las instalaciones de la Comandancia Norte donde expusieron el trabajo y los resultados que se han logrado con Justicia Cívica en el municipio.

Este modelo de justicia administrativa, que inició operaciones en octubre del 2019 y desplazó al antiguo Bando de Policía y Gobierno, ha realizado más de mil intervenciones para dar solución a conflictos comunitarios, impidiendo que estos escalen al grado de delitos, además de trabajar de la mano con dependencias de los tres niveles gubernamentales y organizaciones de la sociedad civil para abatir y prevenir la comisión de infracciones e ilícitos entre niñas, niños y adolescentes.

También se plantearon los métodos y protocolos que las organizaciones deben seguir respecto a la pandemia, evitando contagios al interactuar con los involucrados, con quienes se sigue trabajando vía remota y en casos especiales de manera presencial.

En la reunión participaron el subdirector del nuevo modelo de Justicia Cívica, Ricardo Márquez y el coordinador de normatividad y derechos humanos de la DSPM, José Alarcón Ornelas, además asisitió personal del Centro de Reinserción Social para Adolescentes Infractores (CERSAI), del Tribunal Superior de Justicia, de Derechos Humanos del Estado y de la sociedad civil.