site loader
31 de mayo de 2022 OMS no considera que viruela del mono se convierta en pandemia como COVID-19

OMS no considera que viruela del mono se convierta en pandemia como COVID-19

El brote de la viruela del mono es “poco probable” que se convierta en una pandemia como la de COVID-19 a pesar de su rápida expansión en el último mes, dijo este lunes la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“No creemos que este brote vaya a suponer el inicio de una nueva pandemia porque es un virus ya conocido. Tenemos las herramientas para controlarlo; nuestra experiencia nos dice que no se transmite con tanta facilidad en humanos como en los animales”, declaró la experta en viruelas de la OMS Rosamund Lewis.

De momento, desde que Reino Unido informó del primer caso confirmado de viruela del mono el pasado 7 de mayo, la OMS ha recibido notificaciones de un total de 257 casos confirmados en laboratorio; además, de unos 120 sospechosos en 23 países.

Fuente: Somos News

 

26 de enero de 2022 Es posible terminar con la fase aguda de la pandemia este año: OMS

Es posible terminar con la fase aguda de la pandemia este año: OMS

Es posible terminar con la fase aguda de la pandemia por COVID-19 este año, señaló el Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Al presidir la inauguración de la 150 sesión de la Junta Ejecutiva de la OMS, Adhanom Ghebreyesus dijo que es posible terminar con la pandemia de COVID-19 como emergencia global.

«Si los países utilizan todas las estrategias y herramientas de una forma amplia, podemos terminar la fase aguda de la pandemia este año. Podemos terminar con la COVID-19 como una emergencia sanitaria global, y podemos hacerlo este año», señaló.

Terminar con esta fase de la pandemia significaría lograr la meta de vacunar a 70% de la población de cada país, con el foco puesto en los grupos más vulnerables; reducir la mortalidad de la enfermedad a través de fortalecer su manejo clínico, desde la atención primaria de la salud, hasta alcanzar un acceso equitativo a diagnósticos, oxígeno y antivirales.

«Hay diversos escenarios sobre cómo podría terminar la pandemia, y cómo terminar esta fase aguda de la misma, pero es peligroso asumir que Ómicron será la última variable que se presente», señaló.

Además, ennumeró, es necesario reforzar las tasas globales de pruebas y secuenciación del virus para dar seguimiento puntual al avance del virus SARS-CoV-2, así como monitorear el surgimiento de nuevas variables; valorar el uso ded medidas públicas y sociales de salud cuando se requiera; recuperar y sostener los servicios esenciales de salud.

«También quiere decir aprender las lecciones de importancia crítica, y definir las nuevas soluciones ahora, no esperar hasta el final de la pandemia para hacerlo. Sólo podremos lograrlo con comunidades comprometidas y empoderadas, financiamiento sostenido, y manteniendo el foco en la equidad, investigación e innovación», dijo.

«Por sí solas, las vacunas no son el billete dorado para salir de la pandemia. Sin embargo, no habrá un camino de salida a menos que alcancemos la meta compartida de vacunar a 70% de la población de cada país para mediados de este año».

Lamentó que dos años después de que se detectaron los primeros casos de COVID-19, hasta el momento se han reportado 350 millones de contagios y más ded 5.5 millones de muertes a causa de la enfermedad. En promedio, la semana pasada se reportaron 100 contagios cada 3 segundos y una persona perdió la vida a causa de la enfermedad cada 12 segundos.

«Desde que se identificó la variante Ómicron, hace apenas nueve semanas, se han reportado más de 80 millones de casos, más de los que se reportaron durante todo el 2020. Hasta el momento, la explosión de casos no ha implicado un incremento igual en el número de muertes; a pesar de ello, los fallecimientos están incrementándose en todas las regiones», alertó.

18 de enero de 2022 COVID: ¿Cómo saber si tus síntomas son de gripe, coronavirus o alergia?

COVID: ¿Cómo saber si tus síntomas son de gripe, coronavirus o alergia?

La temporada invernal es tradicionalmente una época donde las enfermedades de las vías respiratorias se incrementan con facilidad. Con la pandemia por COVID-19 y la llegada de la variante ómicron se ha vuelto más difícil identificar si el padecimiento de una persona se trata de una enfermedad estacional o de un contagio de coronavirus. ¿Cómo saber si tus síntomas son de gripe, coronavirus o alergia?

Distintas autoridades en México han mencionado que de tener cualquier síntoma característico de resfriado te asumas como un caso positivo de COVID-19, pero la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha difundido información importante al respecto.

¿Estás confundido o preocupado por algunos síntomas durante la pandemia de COVID-19?

La OMS apunta que si solo se tiene escurrimiento nasal o estornudos, podría tratarse de una alergia o un resfriado.

SÍNTOMAS DE COVID-19

¿Haz perdido el gusto o el olfato?

¿Te cuesta respirar? 

Si la respuesta es afirmativa, la OMS explica que estos sí son síntomas habituales del COVID-19 y hay que considerarlos para comenzar la asistencia médica.

Síntomas de gripe y COVID-19

  • Tos
  • Cansancio
  • Fiebre

 

La OMS recuerda que si tienes más de 38°C de temperatura corporal, es crucial llamar al teléfono de asistencia o de salud local, que en el caso de México es el número 911. Ahí te darán recomendaciones y te dirán si necesitas hacerte una prueba de COVID-19.

Si tienes síntomas característicos de COVID-19 o esperas los resultados de una prueba, la OMS destaca que es elemental quedarte en casa y aislarte del resto de los miembros del hogar.

Además, hay que beber líquidos en abundancia y cuidar la alimentación. También se debe portar siempre el cubrebocas si se está en una habitación con otras personas.

ERES POSITIVO A COVID-19

Si das positivo en una prueba de COVID-19, la OMS invita a las personas a seguir los consejos de los profesionales de la salud.

Pedir atención médica de inmediato

Si tienes síntomas de alerta como dificultad para respirar, dolor en el pecho, confusión o pérdida del habla o la movilidad ¡No esperes más!

Recuerda que se pueden prevenir los resfriados, la gripe y el COVID-19 siguiendo unas precauciones sencillas:

  • Guardar sana distancia
  • Lavar las manos con agua y jabón
  • Cubrir con el brazo si toses 
  • Usar cubrebocas
  • Mantener ventilados los espacios

8 de enero de 2022 Nueva variante DELTACRON: Se detectan 25 casos en Chipre es una combinación de Delta y Ómicron

Nueva variante DELTACRON: Se detectan 25 casos en Chipre es una combinación de Delta y Ómicron

Las autoridades chipriotas han informado de la detección de hasta 25 casos de infección con una versión combinada de las variantes Delta y Ómicron del coronavirus SARS-CoV-2 que han denominado “Deltacron“.

“Actualmente hay coinfecciones de Ómicron y Delta. Hemos hallado una variante que es una combinación de ambas”, ha explicado el profesor de Biología de la Universidad de Chipre y director del Laboratorio de Biotecnología y Virología Molecular, Leondios Kostrikis.

Kostrikis ha explicado en declaraciones a la cadena Signa TV que la nueva variante tiene la firma genética de la variante Ómicron y los genomas de la variante Delta, según recoge la agencia de noticias Bloomberg.

Hasta el momento Kostrikis y su equipo han identificado 25 casos de “Deltacron” y han destacado que son más frecuentes en pacientes hospitalizados por COVID-19 que en positivos no hospitalizados.

6 de enero de 2022 Ómicron está ocasionando un tsunami de casos de COVID-19: OMS

Ómicron está ocasionando un tsunami de casos de COVID-19: OMS

La variante Ómicron del virus SARS-CoV-2 está hospitalizando y matando personas, y ocasionando un tsunami de casos, dijo el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En conferencia de prensa, el jefe de la Organización alertó que los sistemas sanitarios de todo el mundo se están viendo comprometidos a causa de esta nueva variante puesto que si bien, parece ser menos grave que Delta, especialmente para las personas que ya están vacunadas, esto no significa que deba clasificarse como “leve”.

“Al igual que las variantes anteriores, Omicron está hospitalizando y matando gente. De hecho, el tsunami de casos es tan grande y rápido, que está desbordando los sistemas sanitarios de todo el mundo”, dijo. “Los hospitales están saturados y faltos de personal, lo que se traduce además en muertes evitables no sólo por COVID-19 sino por otras enfermedades y lesiones en las que los pacientes no pueden recibir la atención oportuna”.

Dijo que las vacunas de primera generación no detienen todas las infecciones y transmisiones pero aún son muy eficaces para reducir las hospitalizaciones y las muertes por este virus.

Por ello, además de la vacunación, las medidas sociales de salud pública, como el uso de mascarillas, el distanciamiento social, evitar aglomeraciones y la mejora e inversión en ventilación de espacios, son importantes para limitar la transmisión.

Al señalar que la semana pasada se registró el mayor número de casos de COVID-19 en lo que va de pandemia, con 95 millones en todo el mundo, dijo que con certeza esto se trata de una subestimación porque las cifras notificadas no reflejan el impacto de las festividades decembrinas, el número de autopruebas positivas no registradas y los sistemas de vigilancia sobrecargados.

“La esencia de la disparidad es que algunos países están avanzando hacia la vacunación de los ciudadanos por cuarta vez, mientras que otros ni siquiera han tenido un suministro regular suficiente para vacunar a sus trabajadores sanitarios y a las personas de mayor riesgo”, dijo. “Un refuerzo tras otro en un pequeño número de países no acabará con una pandemia mientras miles de millones sigan completamente desprotegidos. Pero podemos y debemos darle la vuelta. A corto plazo podemos poner fin a la fase aguda de esta pandemia mientras nos preparamos para las futuras”.

Hizo un llamado a los ciudadanos del mundo, incluida la sociedad civil, científicos, líderes empresariales, economistas y académicos, para que exijan a los gobiernos y a las empresas farmacéuticas que compartan las herramientas sanitarias a nivel mundial y pongan fin a la muerte y la destrucción de esta pandemia.

“Necesitamos equidad en las vacunas, equidad en los tratamientos, equidad en las pruebas y equidad en la salud, y necesitamos sus voces para impulsar ese cambio. Equidad, equidad, equidad”, pidió.

DATOS:

🌎 En el mundo: 293.750.692 casos confirmados 5.454.131 muertes 9.118.223.397 dosis de vacuna aplicadas

🇲🇽 En México: 4.029.274 casos totales 299.805 muertes 149.574.164 dosis de vacunas aplicadas reportadas Datos actualizados al 6 de enero de 2022.

26 de noviembre de 2021 La OMS nombra Omicron a la nueva variante del coronavirus y advierte de un posible «mayor riesgo de reinfección»

La OMS nombra Omicron a la nueva variante del coronavirus y advierte de un posible «mayor riesgo de reinfección»

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha nombrado ‘Omicron’ a la nueva variante B.1.1.529 del coronavirus, identificada por primera vez en Sudáfrica, y ha advertido de que podría conllevar un «mayor riesgo de reinfección», según las primeras evidencias científicas preliminares.

En la reunión celebrada este viernes, el Grupo Asesor Técnico sobre la Evolución del Virus del SARS-CoV-2 de la OMS ha calificado esta variante como «de preocupación», ya que «presenta un gran número de mutaciones, algunas de las cuales son preocupantes».

La OMS define una variante «de preocupación» cuando se ha demostrado que está asociada a uno o más de los siguientes cambios: aumento de la transmisibilidad o cambio perjudicial en la epidemiología de Covid-19; aumento de la virulencia o cambio en la presentación clínica de la enfermedad; o disminución de la eficacia de las medidas sociales y de salud pública o de las pruebas diagnósticas, las vacunas y los tratamientos disponibles.

«Las pruebas preliminares sugieren un mayor riesgo de reinfección con esta variante, en comparación con otras que también son de preocupación», indican los expertos de la OMS.

De acuerdo con el informe del organismo sanitario internacional de Naciones Unidas, esta variante se notificó por primera vez a la OMS desde Sudáfrica el 24 de noviembre, mientras que la primera infección confirmada por esta variante de la que se tiene constancia procede de una muestra recogida el 9 de noviembre.

«En las últimas semanas, las infecciones han aumentado considerablemente, coincidiendo con la detección de la variante B.1.1.529. El número de casos de esta variante parece estar aumentando en casi todas las provincias de Sudáfrica», explica la OMS.

Según los primeros hallazgos en el laboratorio, esta variante no cuenta con uno de los tres genes diana (lo que se denomina abandono del gen S o fallo de la diana del gen S) y, por tanto, la OMS considera que la PCR «puede utilizarse como marcador de esta variante, a la espera de la confirmación de la secuenciación».

Sin embargo, los expertos muestran su preocupación argumentando que podría tener mayor transmisibilidad que las variantes anteriores como la Delta: «Utilizando PCR, esta variante se ha detectado a un ritmo más rápido que las anteriores oleadas de infección, lo que sugiere que esta variante puede tener una ventaja de crecimiento».

Ante la aparición de esta nueva variante, los países de la Unión Europea se disponen a prohibir los vuelos con salida o destino a Sudáfrica y otros seis países africanos por temor a que se propague por esas rutas. Las restricciones afectarán a Sudáfrica, Botsuana, Esuatini, Lesoto, Namibia, Mozambique y Zimbabue y se aplicará «durante catorce días», por el momento.

La decisión ha coincidido este viernes con el primer caso confirmado en Europa de un paciente contagiado con la nueva variante Omicron. Se trata de una mujer belga con síntomas de coronavirus que regresó de un viaje a Egipto hace 15 días.

2 de noviembre de 2021 OMS prevé brotes de Covid-19 en América «hasta entrado el 2022»

OMS prevé brotes de Covid-19 en América «hasta entrado el 2022»

«El curso de la pandemia de covid-19 en las Américas sigue siendo muy incierto», indicó un informe de la oficina regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) presentado en la 59 reunión de su Consejo Directivo, que se realiza en formato virtual hasta el viernes.

La OPS consideró «inquietante» el aumento de casos de coronavirus en América del Sur y Central en la primera mitad de 2021, sonó la alarma sobre las desigualdades de acceso a la vacuna anticovid en Latinoamérica y el Caribe, y dijo que la vacilación de la población a aplicársela puede «ralentizar aún más» la inmunización, o impedir que se logre por completo.

Por otra parte, señaló que los países siguen reportando «interrupciones persistentes de diversos grados» en la prestación de servicios de salud esenciales.

En este contexto, «un escenario posible es que, hasta bien entrado el 2022, los países de las Américas aún enfrentarán brotes localizados de covid-19, principalmente en instituciones (por ejemplo, hogares de ancianos, prisiones), áreas alrededor de las ciudades densamente pobladas y entornos rurales», apuntó.

«Estamos en la lucha de nuestras vidas contra el virus del SARS-CoV-2. Tenemos que asegurarnos de ganar», dijo a los delegados la directora de la OPS, Carissa Etienne.

Al presentar el informe, el director de Emergencias en Salud de la OPS, Ciro Ugarte, subrayó que se deben mantener las medidas de salud pública que han probado ser eficaces para frenar la propagación del virus, como el uso de mascarillas, el distanciamiento social y el lavado de manos, incluso cuando la cobertura de vacunación sea alta.

«La región puede experimentar oleadas epidémicas recurrentes de brotes. Y los períodos de transmisión de bajo nivel requieren liderazgo nacional y el compromiso de todo el gobierno y toda la sociedad para mantener una respuesta consistente y sólida», dijo.

Además, instó a una planificación constante de los servicios de salud para que «puedan responder durante los rebrotes de covid-19» en el mediano y largo plazo.

Retos a futuro

Ugarte ennumeró como retos a futuro el mantener los servicios de salud esenciales, vacunar a los grupos prioritarios, ampliar la vigilancia epidemiológica, mejorar la prevención y el control de infecciones en los centros de salud, y obtener más recursos para la compra de vacunas, equipos de protección personal y suministros de diagnóstico.

El reporte de la OPS destacó el alto número de infecciones y muertes acumuladas en la región desde el inicio de la pandemia hace 18 meses.

Hasta el 24 de agosto, el 39% de los casos y el 47% de los fallecimientos por covid-19 a nivel mundial habían sido notificados en las Américas.

Cuatro países americanos -Argentina, Brasil, Colombia y Estados Unidos- estaban entonces entre las diez naciones que reportaron el mayor número de casos acumulados a nivel mundial.

Y cinco países americanos —Brasil, Colombia, México, Perú y Estados Unidos— se ubicaban entre los diez primeros en cuanto a muertes acumuladas en el mundo.

Desde la detección del primer caso en las Américas en enero de 2020 hasta la fecha, la región suma casi 88,5 millones de infecciones confirmadas, incluidas 2,1 millones de muertes, según cifras oficiales.

Poco más de la mitad de estos casos y muertes se notificaron en la primera mitad de 2021, con el mayor número de contagios y defunciones registrados en enero de este año.

Al 20 de septiembre, en las Américas se habían detectado las cuatro variantes de preocupación del coronavirus: alfa (identificada por primera vez en Reino Unido), gamma (Brasil), beta (Sudáfrica) y delta (India).

Delta apareció en 52 países y territorios; alfa, en 49; gamma, en 40; y beta, en 25.

La OPS dijo que Canadá, Estados Unidos y México, que tienen una mayor capacidad de secuenciación genética, han informado un rápido aumento en la proporción de casos de delta semana a semana. Y precisó que la delta, altamente contagiosa, es ahora la cepa dominante en esos tres países.

20 de julio de 2021 La pandemia de COVID-19 causa un importante retroceso en la vacunación infantil, según nuevos datos de la OMS y UNICEF

La pandemia de COVID-19 causa un importante retroceso en la vacunación infantil, según nuevos datos de la OMS y UNICEF

23 millones de niños no recibieron las vacunas infantiles básicas a través de los servicios sanitarios habituales en 2020, la cifra más alta desde 2009 y 3,7 millones más que en 2019.

La bebé Najib recibe gotas contra la poliomielitis en un centro de salud de Uganda en abril de 2020. Para apoyar la continuidad de dichos servicios de inmunización, UNICEF adquirió 3.842.000 dosis de vacuna antipoliomielítica oral bivalente (bOPV). Las vacunas, financiadas por el Gobierno, llegaron al país el 24 de abril de 2020.
UNICEF/UNI325806/Abdul

GINEBRA/NUEVA YORK, 15 de julio de 2021 — En 2020, 23 millones de niños no recibieron las vacunas básicas a través de los servicios de inmunización sistemática –3,7 millones más que en 2019–, según los datos oficiales publicados hoy por la OMS y UNICEF. Esta última serie de datos globales sobre la inmunización infantil en todo el mundo, las primeras cifras oficiales que reflejan las interrupciones de los servicios a nivel mundial debido a la COVID 19, muestran que la mayoría de los países registraron el año pasado descensos en las tasas de vacunación infantil.

Resulta preocupante que la mayoría de estos niños –hasta 17 millones– probablemente no recibieron ni una sola vacuna durante el año, lo que agudiza las ya enormes desigualdades en el acceso a las vacunas. La mayoría de estos niños viven en comunidades afectadas por conflictos, en lugares remotos donde la atención es deficiente o en entornos informales o en tugurios, donde sufren múltiples privaciones, como el acceso limitado a los servicios sanitarios básicos y a los servicios sociales fundamentales.

“Mientras los países claman por conseguir las vacunas contra la COVID 19, hemos retrocedido en otras vacunaciones, dejando a los niños en peligro de contraer enfermedades devastadoras pero prevenibles, como el sarampión, la poliomielitis o la meningitis”, dijo el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS. “La aparición de múltiples brotes de enfermedades sería catastrófica para las comunidades y los sistemas de salud que ya están luchando contra la COVID 19, por lo que es más urgente que nunca invertir en la vacunación infantil y garantizar que se atienda a todos los niños”.

En todas las regiones, un número cada vez mayor de niños no recibió las primeras dosis de vacunas vitales en 2020; millones más no recibieron las vacunas posteriores

Las interrupciones en los servicios de inmunización se generalizaron en 2020, siendo las regiones de Asia Sudoriental y del Mediterráneo Oriental de la OMS las más afectadas.  Al reducirse el acceso a los servicios de salud y la difusión de la inmunización, el número de niños que no recibieron ni siquiera sus primeras vacunas aumentó en todas las regiones. En comparación con 2019, 3,5 millones más de niños no recibieron su primera dosis de la vacuna contra la difteria, el tétanos y la tos ferina (DTP-1), mientras que 3 millones más de niños no recibieron su primera dosis de sarampión.

“Estos datos deberían constituir una clara advertencia: la pandemia de COVID-19 y las perturbaciones relacionadas con ella nos han hecho perder un terreno valioso, y las consecuencias se pagarán en las vidas y el bienestar de los más vulnerables, algo que no podemos permitirnos”, afirmó Henrietta Fore, Directora Ejecutiva de UNICEF. “Ya antes de la pandemia, había señales preocupantes de que estábamos empezando a perder terreno en la lucha por la inmunización de los niños contra las enfermedades infantiles prevenibles, incluyendo los brotes generalizados de sarampión que se produjeron hace dos años. La pandemia ha empeorado una situación que ya era problemática. Con la distribución equitativa de las vacunas contra la COVID 19 en la mente de todos, debemos recordar que la distribución de las vacunas siempre ha sido desigual, pero no tiene por qué serlo”.

Tabla 1: Países con el mayor aumento de niños que no reciben la primera dosis de la vacuna combinada contra la difteria, el tétanos y la tos ferina (DTP-1)

2019 2020
India 1.403.000 3.038.000
Pakistán 567.000 968.000
Indonesia 472.000 797.000
Filipinas 450.000 557.000
México 348000 454.000
Mozambique 97.000 186.000
Angola 399.000 482.000
República Unida de Tanzanía 183.000 249.000
Argentina 97.000 156.000
Venezuela (República Bolivariana de) 75.000 134.000
Mali 136.000 193.000

 

Los datos muestran que en los países de ingresos medios aumenta la proporción de niños desprotegidos, es decir, de niños que no reciben al menos algunas dosis de vacunas. La India está registrando un descenso especialmente importante, ya que la cobertura de la DTP-3 ha descendido del 91% al 85%.

Debido a la escasez de fondos, a la desinformación sobre las vacunas, a la inestabilidad y a otros factores, también el panorama en la Región de las Américas de la OMS es preocupante, ya que la cobertura de vacunación sigue disminuyendo. Solo el 82% de los niños están totalmente vacunados con la vacuna DTP, frente al 91% en 2016.

Los países corren el riesgo de que resurjan el sarampión y otras enfermedades prevenibles mediante la vacunación

Incluso antes de la pandemia de la COVID-19, las tasas mundiales de vacunación infantil contra la difteria, el tétanos, la tos ferina, el sarampión y la poliomielitis se habían estancado durante varios años en torno al 86%. Esta tasa está muy por debajo del 95% recomendado por la OMS para proteger contra el sarampión –a menudo la primera enfermedad que resurge cuando no se vacuna a los niños– y es insuficiente para frenar otras enfermedades prevenibles mediante la vacunación.

Con muchos recursos y personal desviados para apoyar la respuesta a la COVID 19, se han producido importantes interrupciones en la prestación de servicios de inmunización en numerosas partes del mundo. En algunos países, las clínicas han cerrado o han reducido su horario, mientras que las personas pueden mostrarse reacias a buscar atención sanitaria por miedo a la transmisión o han tenido dificultades para acceder a los servicios debido a las medidas de confinamiento y a las interrupciones en el transporte.

“Estas cifras son alarmantes y sugieren que la pandemia está echando por tierra años de progreso en la inmunización sistemática y exponiendo a millones de niños a enfermedades mortales y prevenibles”, dijo el Dr. Seth Berkley, Director General de Gavi, la Alianza para las Vacunas. “Esta es una llamada de atención: no podemos permitir que el legado de la COVID 19 suponga el resurgimiento del sarampión, la poliomielitis y otras enfermedades mortales. Todos debemos trabajar juntos para ayudar a los países a derrotar la COVID 19, garantizando un acceso mundial y equitativo a las vacunas, y a volver a poner en marcha los programas de inmunización sistemática. La salud y el bienestar futuros de millones de niños y sus comunidades en todo el mundo dependen de ello”.

La preocupación no se limita a las enfermedades más propensas a generar brotes. El cierre de las escuelas ha afectado mucho las tasas de vacunación contra el virus del papiloma humano (VPH), que ya eran reducidas; esta vacuna protege a las niñas contra el cáncer de cuello uterino más adelante en la vida. Como resultado, en todos los países que han introducido la vacuna contra el VPH hasta la fecha, aproximadamente 1,6 millones de niñas más se quedaron sin vacunar en 2020. A nivel mundial, solo el 13% de las niñas fueron vacunadas contra el VPH, lo que supone un descenso del 15% en 2019.

Los organismos piden que se recupere urgentemente la inmunización sistemática y se invierta en ella

Mientras los países trabajan para recuperar el terreno perdido debido a las interrupciones relacionadas con la COVID 19, UNICEF, la OMS y aliados como Gavi, la Alianza para las Vacunas, están apoyando los esfuerzos para fortalecer los sistemas de inmunización mediante las siguientes medidas:

  • Restablecer los servicios y las campañas de vacunación para que los países puedan llevar a cabo con seguridad los programas de inmunización sistemática durante la pandemia de la COVID-19;
  • Ayudar a los trabajadores sanitarios y a los líderes de la comunidad a comunicarse activamente con los cuidadores para explicarles la importancia de las vacunas;
  • Rectificar las lagunas en la cobertura de inmunización, incluyendo la identificación de las comunidades y personas que no han recibido atención durante la pandemia.
  • Garantizar que la administración de la vacuna contra la COVID 19 se planifique y financie de forma independiente y que se produzca de forma paralela a los servicios de vacunación infantil, y no a costa de ellos.
  • Aplicar los planes de los países para prevenir y responder a los brotes de enfermedades prevenibles por vacunación, y fortalecer los sistemas de inmunización como parte de los esfuerzos de recuperación de la COVID 19.

Los organismos colaboran con los países y aliados para alcanzar los ambiciosos objetivos de la Agenda de Inmunización 2030, que pretende lograr una cobertura del 90% de las vacunas infantiles esenciales, reducir a la mitad el número de niños sin vacunar, o con “dosis cero”, y aumentar en los países de ingresos bajos y medios la aceptación de las nuevas vacunas que salvan vidas, como la del rotavirus o la del neumococo.

Acerca de los datos

Las estimaciones oficiales de la OMS y UNICEF sobre la cobertura nacional de inmunización (WUENIC), basadas en los datos comunicados por los países, proporcionan el mayor conjunto de datos del mundo sobre las tendencias de inmunización contra 13 enfermedades que se administran a través de los sistemas de salud habituales, normalmente en clínicas o centros comunitarios o en las visitas de los trabajadores sanitarios. Para el año 2020, se proporcionaron datos de 160 países.

A nivel mundial, la tasa de vacunación de tres dosis de la vacuna contra la difteria, el tétanos y la tos ferina (DTP-3) descendió de alrededor del 86% en 2019 al 83% en 2020, lo que significa que 22,7 millones de niños no recibieron la vacuna, y para la primera dosis de sarampión, del 86 al 84%, lo que significa que los niños que no recibieron la vacuna fueron 22,3 millones. Las tasas de vacunación para la segunda dosis de sarampión se situaron en el 71% (desde el 70% en 2019).  Para controlar el sarampión, se requiere un 95% de cumplimiento de las dos dosis de la vacuna; los países que no pueden alcanzar ese nivel dependen de las campañas periódicas de vacunación a nivel nacional para llenar el vacío.

Además de las interrupciones de la inmunización sistemática, actualmente hay 57 campañas de vacunación masiva pospuestas en 44* países, para el sarampión, la poliomielitis, la fiebre amarilla y otras enfermedades, que afectan a millones de personas más.

Un nuevo modelo muestra también un descenso significativo de la cobertura de vacunación contra la DTP y el sarampión

Una nueva modelización, también publicada hoy en The Lancet por investigadores del Institute for Health Metrics and Evaluation (IHME), con sede en Washington, muestra igualmente que la vacunación infantil disminuyó en todo el mundo en 2020 debido a las interrupciones de la COVID 19. La modelización dirigida por el IHME se basa en datos administrativos notificados por los países para las vacunas DTP y del sarampión, complementados por informes sobre registros médicos electrónicos y datos de movimientos humanos captados mediante el seguimiento anónimo de teléfonos móviles.

Ambos análisis muestran que los países y la comunidad sanitaria en general deben asegurarse de que las nuevas oleadas de la COVID 19 y el despliegue masivo de vacunas contra la COVID 19 no hagan descarrilar la inmunización sistemática y que se sigan potenciando las actividades de recuperación.

 

*Corrección: Esta cifra originalmente mencionaba «57 campañas de vacunación masiva aplazadas en 66 países».

Un niño recibe la vacuna contra el sarampión y la rubéola en Yemen

Fuente: UNICEF

19 de julio de 2021 Jóvenes no vacunados principales generadores de la tercera ola COVID19 en México

Jóvenes no vacunados principales generadores de la tercera ola COVID19 en México

La tercera ola de la crisis sanitaria, que por ahora está focalizada en algunos estados (Baja California Sur, Tamaulipas, Tabasco, Quintan Roo, Yucatán, CDMX, Sonora, Sinaloa, Colima), está impulsada, sobre todo, por los contagios entre la población más joven, que no ha recibido ni la primera dosis de la vacuna COVID y entre quienes se han relajado más las medidas sanitarias. En ese grupo y en esas zonas es donde delta puede encontrar la plataforma para elevar el ritmo de casos a nivel nacional.

El gobierno de México va a contrarreloj en su tarea de vacunar a la población para evitar el desborde de los hospitales y el aumento de muertes ante un nuevo repunte de la epidemia, en el que ya se reportan hasta 9 mil casos diarios de COVID, y que llega cuando solo 26.8% de la población ha recibido al menos una dosis.

De acuerdo a datos del Consorcio Mexicano de Vigilancia Genómica (CoViGenMex), en el periodo del 1 de mayo al 16 de junio, la variante delta se detectó en 222 de las 3 mil 925 (5.65%) muestras secuenciadas, con mayor prevalencia en Baja California Sur; mientras que en la CDMX y el Estado de México presentaba ya una tendencia ascendente.

Jaime Sepúlveda, director ejecutivo del Instituto de Ciencias de la Salud Global de la Universidad de California, en San Francisco, Estados Unidos, explica que la variante delta ya se ha extendido por todo el mundo. En California es ya la predominante. En Rusia, el 90% de los contagios están asociados a esa variante; en India, el 97%.

“En México sabemos que ya está circulando, seguramente va a ser la predominante en poco tiempo y es una variante más agresiva en cuanto a su transmisión, es 40 a 60% más transmisible que variantes previas”, explica.

Ante esto, los especialistas recomiendan al gobierno acelerar la vacunación y a las personas acudir a vacunarse. “La vacuna es una protección individual, pero también es una protección colectiva porque impide la circulación del virus. La cadena de transmisión se reduce substancialmente con las vacunas y además impide el surgimiento de nuevas variantes todavía más transmisibles y más virulentas, es decir más severas en su expresión clínica”, explica Sepúlveda.

 

 

28 de junio de 2021 Lambda: la nueva variante del COVID que está ‘atacando’ a Sudamérica

Lambda: la nueva variante del COVID que está ‘atacando’ a Sudamérica

La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó esta semana de la existencia de una nueva ‘variante de interés’ del COVID: Lambda.

La designación se debe a que esta variante tiene una elevada presencia en Sudamérica, específicamente en Perú.

De acuerdo con el organismo, Lambda ha sido detectada en 29 países. En el país andino (que recién celebró elecciones presidenciales), la variante está relacionada con 81 por ciento de los casos de COVID detectados desde abril.

La organización apuntó que las mutaciones de Lambda podrían aumentar la capacidad de transmisión del virus SARS-CoV-2 y la resistencia del patógeno a los anticuerpos. Sin embargo, se necesitan más estudios y análisis para confirmar estos riesgos, agregó.

La OMS considera como ‘variantes de interés’ aquellas que provocan transmisión comunitaria; múltiples casos o brotes del nuevo coronavirus. El siguiente nivel de alerta es el de ‘variantes de preocupación’, entre las que se encuentra Delta.

La OMS informó que el linaje Lambda porta mutaciones que podrían aumentar la transmisibilidad o fortalecer la resistencia del virus a los anticuerpos.

Con información de Xinhua