site loader
9 de enero de 2023 Mujer arroja agua bendita y llama al 911 para desalojar a pareja gay de iglesia

Mujer arroja agua bendita y llama al 911 para desalojar a pareja gay de iglesia

En TikTok se hizo viral el caso de una mujer que comenzó a rociar con agua bendita a una pareja gay que se encontraba abrazada en el atrio de una iglesia; no conforme, la mujer incluso llamó  al 911 para pedir apoyo y retirar a los jóvenes, hecho que causó indignación entre los internautas, quienes consideraron que el pensamiento de la mujer era muy conservador y poco tolerante.

Fue el usuario identificado como Leonardo Hernández @leoperovirgo quien publicó el video en donde se observa a la mujer orando y esparciendo agua bendita sobre la pareja. Posteriormente, les pide que se retiren del sitio, pues, asegura, están en un lugar sacro.

Los jóvenes amablemente le piden que deje de mojarlos, y le dicen que respete su estancia en la iglesia, hecho que la mujer no tolera por lo que amenaza con llamar al 911. Pese a las amenazas, los jóvenes se mantienen firmes hecho por el cual, la mujer termina llamando al número de emergencia.

La mujer pidió apoyo de las autoridades, asegurando que la pareja estaba cometiendo “actos inmorales” e incluso señaló que la ley prohibía que dos hombres estuvieran juntos en la iglesia. Asimismo, dijo que posiblemente no eran mexicanos, y que eran migrantes que intentaban “pervertir” a la juventud.

Finalmente, los jóvenes hablan con la persona de emergencias y llegan al acuero de que, aunque saben que se trata de un acto de discriminación, prefieren marcharse del lugar, antes que seguir confrontando a la señora “cerrada de mente”.

5 de agosto de 2022 “Su silencio retumba”: crecen las críticas al papa Francisco por su inacción ante el asedio a la Iglesia en Nicaragua

“Su silencio retumba”: crecen las críticas al papa Francisco por su inacción ante el asedio a la Iglesia en Nicaragua

Los numerosos disparos y el humo de los gases lacrimógenos de la policía reavivaron el fantasma de la represión de las masivas protestas de 2018 en Nicaragua. El lunes, a las puertas de la capilla Niño Jesús de Praga, ubicada en la ciudad de Sébaco, en Matagalpa, decenas de seguidores se aglomeraron ante el pedido de auxilio del sacerdote Uriel Vallejos.

“Estamos siendo asediados”, advierte una persona en la escena, registrada en un video difundido en la cuenta de Facebook oficial de la diócesis. “No les importó que hubiera jóvenes y niños. Ninguno de los hermanos lleva armas ni nada por el estilo. Aún así, [los efectivos policiales] han lanzado disparos al aire y gases lacrimógenos”

Los agentes policiales y paraestatales del gobierno de Daniel Ortega irrumpieron armados en el templo con el objetivo de incautar los equipos de radiotransmisión de la Iglesia. Los testigos aseguraron que destruyeron paredes, techos, y obligaron al párroco Vallejos a buscar refugio, apresaron a decenas de jóvenes y reprimieron brutalmente a los presentes. El asedio a la capilla es parte de la escalada represiva de la dictadura sandinista contra la Iglesia Católica, una campaña cada vez más violenta que ha movilizado a la comunidad internacional. Pero, en esta cuestión, resulta cada vez más llamativo el silencio de una figura clave: el papa Francisco.

“La magnitud y gravedad de la crisis de derechos humanos en Nicaragua exige un pronunciamiento inequívoco por parte de cualquier persona comprometida con los derechos humanos. El papa Francisco es de las pocas personas que podrían entablar un diálogo con el régimen de Ortega”, argumentó en conversación con LA NACION Tamara Taraciuk Broner, subdirectora para las Américas de Human Rights Watch (HRW).

Su silencio, incluso en medio de una arremetida feroz contra la Iglesia en Nicaragua, envía un pésimo mensaje. En un país católico como Nicaragua, una condena de Francisco a las atrocidades del régimen no solo sería un golpe para Ortega. Sería también, incluso más importante, un reconocimiento a la lucha del pueblo nicaragüense por la democracia y la justicia y un respaldo al reclamo unánime de las víctimas y sus familias para la liberación de los presos políticos del régimen”, agregó Taraciuk Broner.

17 de mayo de 2021 México vive el segundo proceso electoral más violento, advierte Iglesia Católica

México vive el segundo proceso electoral más violento, advierte Iglesia Católica

La Iglesia Católica destacó este domingo en su semanario Desde la fe que el país enfrenta el segundo proceso electoral más violento de su historia, sólo superado por el vivido en 2018.

En la editorial titulado “México no quiere la violencia”, el órgano informativo de la Arquidiócesis Primada de México cita el informe de la consultora Etellekt sobre la violencia política en México, que indica que de septiembre de 2020 a mayo de 2021, suman 79 políticos asesinados, 33 de los cuales fueron en el periodo de campañas.

La editorial contrasta las cifras de asesinatos de candidatos del informe de Etellekt con las reportadas en las elecciones de 2018, cuando el número de candidatos asesinados ascendió a 48, de un total de 152 políticos que perdieron la vida en aquellos comicios.

La Iglesia Católica consideró que la causa de esta violencia es que el país “vive una grave crisis social”, y propuso como solución la reconstrucción del tejido social.

Para lograr la reconstrucción del tejido social, la Iglesia Católica propuso en en su editorial tres ejes en los que la sociedad debe trabajar: familia, educación e instituciones.

Por último, la institución religiosa hizo un llamado a la población a elegir en las próximas elecciones del 6 de junio “aquellas opciones que favorezcan la reconstrucción del tejido social que nos permitirá dar un paso adelante para encontrar la paz que tanto necesita nuestro querido México”.

Cabe recordar que el pasado jueves fue asesinado Abel Murrieta, candidato de Movimiento Ciudadano a la alcaldía de Cajeme, Sonora, en Ciudad Obregón.

Murrieta fue baleado por un sujeto en calles de Ciudad Obregón, cuando el candidato repartía volantes de su campaña.

De acuerdo con las primeras indagatorias de la Fiscalía de Sonora, concluyó que se trató de un ataque “planeado y directo en contra del candidato” de Movimiento Ciudadano.