site loader
17 de julio de 2022 ¡Elvis desbanca a Tom Cruise!, es la película más taquillera

¡Elvis desbanca a Tom Cruise!, es la película más taquillera

Es una película sobre el rey del rock, si no sabe quien es Elvis Presley, esta cinta puede darle una idea de los años dorados de esta estrella norteamericana. El filme se estrenó con mucho éxito en el pasado Festival de Cannes y tiene el aval de la familia Presley.

El biopic (película biográfica) musical Elvis arrasó en la taquilla estadounidense el pasado fin de semana recaudando 31,1 millones de dólares, por delante inclusive de la película Top Gun: Maverick, que se embolsó 29,6 millones, según el portal estadístico especializado en cine Box Office Mojo.

En su estreno, la cinta sobre ‘El Rey del Rock’ consiguió batir al filme protagonizado por Tom Cruise, que estuvo a punto de alcanzar, por quinto fin de semana consecutivo, mantenerse en el primer puesto de ventada de entradas en los cines de Estados Unidos.

Por detrás se situó el thriller con tintes de terror “The Black Phone” (Blumhouse, propiedad de Universal), que registró 23,3 millones de dólares recaudados.

Son buenas noticias para los expertos en Hollywood, que llevan semanas vaticinando una “vuelta a la normalidad” en los volúmenes de facturación de la industria previos a la covid-19.

En esa línea, “Elvis” ya ha conseguido en tan solo un fin de semana ingresar aproximadamente un tercio de lo que le costó a Warner Bros. producir esta película con Austin Butler de protagonista, Tom Hanks en el reparto y Baz Luhrmann como director.

Un lanzamiento prometedor para un drama que, antes de su estreno, se antojaba una película de culto para grandes apasionados de la figura de Elvis Presley.

Mención aparte merece Top Gun: Maverick (Paramount Pictures) que no para de acumular récords: llegó a la cifra de 520,8 millones en la taquilla nacional (EE. UU.) y alcanzó el hito de superar los mil millones a nivel mundial.

Se trata de la segunda película que lo consigue tras la pandemia junto al exitoso Spider Man: No Way Home (Sony), que casi duplica esta marca con 1.900 millones de dólares recaudados.

 

6 de marzo de 2022 La Barras Bravas de la Liga MX: Conoces sus orígenes e historia

La Barras Bravas de la Liga MX: Conoces sus orígenes e historia

Si como principio fundamental, las barras que apoyan a los clubes de la primera división del futbol mexicano tienen la función de apoyar y animar a un equipo, desde hace ya varias décadas, éstas han tomado un cauce más agresivo.

Con lo ocurrido durante el partido entre Querétaro y el Atlas en el Estadio Corregidora, donde una pelea campal ha dejado como resultado 26 personas heridas, haremos una lista de las principales barras que figuran dentro del futbol mexicano y su historia para conocerlas más a fondo.

LA “TITO TEPITO”

Aunque en la década de los 90 hubo un crecimiento exponencial entre los clubes de primera división para comenzar a agrupar a los aficionados en lo que ahora conocemos como barras, la primera porra, la “Tito Tepito”, nació en 1967, con el Atlante. En la actualidad guarda aspectos de lo que es una porra mexicana en cuanto a cantos y organización.

Cuando el Atlante dejó de pertenecer al Seguro Social, se hizo un consenso para que la porra quedara a cargo de don Tito Monroy (QEPD), quien en compañía de un grupo de boxeadores del barrio de Tepito votaron su nombre. Ante la muerte de Tito en 2000, la batuta de esta porra la tomó su hijo Arturo Monroy.

“ULTRA TUZA”

Al argentino Andrés Fassi, le endilgan de traer las barras a México. La “Ultra Tuza” nació el 25 de enero de 1996, fecha en que hizo su debut en un partido entre los Tuzos del Pachuca y las Águilas del América. Desde entonces, ha estado presente en las tribunas de México y ha viajado a otros países para apoyar a su equipo como Costa Rica, Argentina, Chile, Emiratos Árabes Unidos y Japón.

Esto fue un parteaguas para que en México un grupo de animación estuvieran cantando y tocando instrumentos durante los 90 minutos del partido. Así, los jóvenes mexicanos se unieron al unísono para entonar los cánticos que ya eran practicados en las barras bravas de Sudamérica, las cuales ya eran en aquellos años muy violentas.

“LOS DE ARRIBA”

Las porras del Club León tienen más de 20 años de historia. Cada una de ellas guarda su propia ideología, tradiciones y formas de festejar. Baltazar Gutiérrez fue fundador de la porra “Ultra Verde” que era de corte más familiar. De su porra, se formó La “Pasión 44” con Lupe Aviña al frente de este grupo de animación.

Aunque el barrio “Arriba” es una de las zonas más antiguas y tradicionales de León, Guanajuato, nada tiene que ver con el origen de la barra “Los de Arriba”, la cual nació por una división de la antigua barra “La Pasión 44”. Ante el ascenso en primera división del León desde la temporada 2012, esta barra lleva 10 años apoyando a los Panzas Verdes.

“LEGIÓN 1908”

En 1998 se dio un partido Guadalajara contra Pachuca. Oficialmente nació esta barra rojiblanca, que después cambió de nombre a “Barra 1908”. De ahí su nombre actual, “Legión 1908”, un grupo de aficionados de Chivas, con el mismo corazón y la misma pasión por el Deportivo Guadalajara.

Estos aficionados decidieron darle una identidad propia con matices sudamericanos, pero con raíces aztecas tanto en frases y la letra de los cantos, así como en los ritmos. Esto se origina debido a la tradición del club y a las raíces mexicanas que lleva todo aficionado al Guadalajara.

“REBEL”

La “Rebel” de Pumas surgió un domingo 18 de enero de 1998 en el encuentro disputado entre Pumas y Celaya, donde el equipo auriazul salió victorioso por un marcador de 3-1. En sus comienzos, estuvo formada por exintegrantes de la “Porra Plus”, que no habían podido expresar el sentimiento que tienen por el equipo.

Con el paso del tiempo, debido a su gran éxito y con la nueva sangre universitaria, creció y es una de las barras más grandes de la Ciudad de México, debido al sentimiento que sus integrantes ponen juego a juego. Son los creadores del cántico: “como no te voy a querer si mi corazón azul es y mi piel dorada, siempre te querré”.

“BARRA 51”

La “Barra 51” se formó en marzo de 1998, con la intención de alentar al equipo de Atlas de una forma diferente. A iniciativa de Fernando Moncada y Miguel Morató llevaron al estadio una manta que decía: “mi vida por un campeonato”. Poco a poco se le fueron uniendo más fanáticos que en un año creció exponencialmente.

“La Adicción”

La barra “La Adicción” de Monterrey tiene su origen de la copia de las barras sudamericanas. Cansados de la forma de organización de las porras, varios jóvenes buscaron otras formas de apoyar y tomaron la idea de crear grupos similares a los que ya existían en Centro y Sudamérica, tomando los mismos utensilios de las barras de esas zonas.

“LIBRES Y LOKOS”

La barra “Libres y Lokos” de los Tigres de la UANL nació a mediados de 1998, justamente cuando se desata la llamada “tigremanía” al conseguir el ascenso a primera división en un año, luego de descender a manos del Monterrey. La hinchada de este equipo ha ido creciendo aceleradamente al paso de los años.

“PERRA BRAVA”

La “Perra Brava” del Deportivo Toluca tiene sus orígenes en 1997. Fue una de las primeras que inició con quitarse sus camisetas en cada gol del equipo. Es de las pocas barras que tiene aspectos de una barra sudamericana. También está la “Banda del Rojo”, subgrupo importante dentro de la afición toluquense que acoge a la mitad de los barristas del club.

“LA MONUMENTAL”

En 1999, nació “La Monumental”, la barra del América. Un grupo de aficionados que defienden en las gradas los colores azulcremas del equipo más importante del país. Con una enorme afición, así surgió la idea de alentar al equipo ´con una barra, de forma activa y participativa dentro del estadio Azteca.

“RESISTENCIA ALBIAZUL”

La “Resistencia Albiazul” del Querétaro fue creada en el año 2000. Es la barra de los Gallos del Querétaro, que no cuentan con credencialización y que reúnen a cerca de tres mil 500 personas que cada fin de semana se reúne para apoyar a su equipo.

También están otras importantes como la “Sangre Azul” que apoya la Máquina del Cruz Azul y la barra del Puebla conocida como “Legión Dragón”. Desde hace varios años, las barras han recrudecido la violencia en los estadios, los cuales han dejado de ser un espacio seguro para las familias. Ahora se les negará el acceso cuando vayan de visitantes.

15 de septiembre de 2021 La historia de Sharbat Gula, la famosa niña afgana de ojos verdes portada del ‘National Geographic’

La historia de Sharbat Gula, la famosa niña afgana de ojos verdes portada del ‘National Geographic’

LA JOVEN AFGANA QUE FUE RETRATADA POR EL FOTÓGRAFO STEVE MCCURRY EN UN CAMPO DE REFUGIADOS DE PAKISTÁN EN 1984.

En 1985 llegó una de las portadas más recordadas e icónicas del National Geographic, un primer plano del rostro de una niña afgana con unos penetrantes ojos verdes. La imagen no tardó en dar la vuelta al mundo y volverse un símbolo de la crisis de refugiados en Afganistán.

El rostro pertenecía a Sharbat Gula, una joven afgana que fue retratada por el fotógrafo Steve McCurry en un campo de refugiados de la ciudad de Peshawar (Pakistán) en 1984. Por aquel entonces, Sharbat había cruzado la frontera de Afganistán huyendo de la guerra, en un conflicto que acabó con la vida de sus padres.

El paso de los años de Sharbat Gula

Tras aquel encuentro, no se volvió a saber nada de la joven hasta que McCurry volvió a encontrase con ella en el año 2002. Gracias a ello, se supo que la joven había vuelto a Afganistán en los años 90, lugar donde se casó y tuvo cuatro hijos, aunque desgraciadamente su marido y una de sus hijas fallecieron por hepatitis C.

En aquel año, McCurry volvió a fotografiar a Sharbat, mostrando el paso de los años de la la icónica niña de ojos verdes. Fue el propio FBI quien se encargó de analizar el iris de ambas fotos para comprobar que, efectivamente, era la misma niña fotografiada 18 años antes.

Fuente: Noticia de Navarra

20 de julio de 2021 Usain Bolt «La historia crecerá»

Usain Bolt «La historia crecerá»

Londres, en 2012, se convirtió en la única ciudad que ha acogido los Juegos Olímpicos en tres ocasiones, pues antes los organizó en 1908 y 1948. También es la única a la que le han sido adjudicados cuatro veces, porque debió ser la anfitriona de la edición 13, frustrada por la II Guerra Mundial.

Como era de esperar, desde su ceremonia de apertura le dio la bienvenida al mundo con el espíritu de The Beatles, cuando el 27 de julio, en el estadio olímpico, el grupo Artic Monkeys dejó escuchar el clásico Come Together (Vamos a unirnos), en una gala en la que el pebetero estuvo formado por 204 antorchas, representando a la misma cantidad de naciones participantes. El colofón de eximio arte encontró a Paul McCartney regalando su mítico Hey Jude.

La capital británica pasa a la historia de los Juegos como la primera que hospedó a mujeres en todas las delegaciones que intervinieron y, en el orden deportivo, estrenó al boxeo femenino.

Cuba también aportó sus novedades. Nunca antes había logrado una medalla de oro en el tiro, hasta que Leuris Pupo se vistió de héroe en la pistola rápida; tampoco una judoca de la división superpesada cosechaba un lauro de primer lugar. Ese mérito le correspondió a Idalys Ortiz, quien en la justa londinense obtuvo su segundo premio bajo los cinco aros, después del bronce de Beijing-2008. Aunque Leonel Suárez nos dio la primera medalla en la agotadora prueba del decatlón, al finalizar en bronce en la capital china, en Londres se convirtió en el único que lo ha hecho dos veces, al conquistar el mismo peldaño.

Río de Janeiro, en 2016, no se quedó atrás en eso de inscribir hitos en las páginas de la gran fiesta multideportiva. De hecho, fue la primera vez que Sudamérica hospeda al concierto atlético mundial; por primera vez allí se sobrepasó la cifra de 11 000 deportistas (11 238); nació en esa urbe la delegación de atletas refugiados, que repetirá ahora en Tokio. Hace cuatro años la integraron cuatro mujeres y seis hombres de Siria, Sudán del Sur, Congo y Etiopía, y después de 112 años, desde San Luis-1904, el golf regresó a los Juegos.

Algunos países lograron, tras 120 años de Juegos Olímpicos, su primera medalla de oro. El gimnasta bielorruso Uladzislau Hancharou fue uno de los que le dio ese alegrón a su patria, como lo hizo para Puerto Rico Mónica Puig, en el tenis, o Ruth Beitia, premiando a España con su único triunfo femenino en el atletismo, hazaña multiplicada al coronarla con 37 años de edad.

La ciudad carioca despidió por todo lo alto a dos dioses de los podios de premiación, al estadounidense Michael Phelps, conocido como el Tiburón de Baltimore, y al jamaicano Usain Bolt. El nadador cerró su libro en las piscinas olímpicas con 28 medallas, de ellas 23 de oro, tres de plata y dos de bronce. El rey de la velocidad, quien conquistó, no con guerras, sino con su carisma de buen hombre, escribió en Río de Janeiro un epílogo idéntico al prólogo de su carrera deportiva: dijo adiós como mismo llegó en Beijing-2008, ganando los cien, 200 metros y el relevo 4X100. Desde la capital china hasta Río disputó nueve pruebas, y en todas venció.

A pesar de esas emblemáticas y ya legendarias figuras, Río de Janeiro conoció al único superpesado de la lucha grecorromana en ganar tres Juegos consecutivos. Como si fuera poco, bandera en mano, ese hombre, que se llama Mijaín López, el próximo 2 de agosto buscará en Tokio su cuarta diadema, para hacer crecer la historia que comenzó en el entronque de Herradura, Pinar del Río, el 20 de agosto de 1982.