site loader
26 de agosto de 2021 PENTÁGONO: Reporta explosión en el aeropuerto de Kabul y confirma víctimas

PENTÁGONO: Reporta explosión en el aeropuerto de Kabul y confirma víctimas

Una gran explosión se produjo en la puerta principal del aeropuerto de Kabul el jueves causando un número indeterminado de víctimas, dijo el Pentágono, mientras los países occidentales se apresuraban a evacuar a sus ciudadanos y a afganos tras la toma del poder por los talibanes.

«Podemos confirmar que la explosión cerca de la puerta Abbey Gate de aeropuerto de Kabul ha provocado un número indeterminado de víctimas», tuiteó el portavoz del Pentágono, John Kirby.

Abbey Gate es uno de los tres puntos de acceso al aeropuerto donde miles de afganos se han aglomerado en los últimos 13 días buscando huir de los islamistas radicales.

Esa puerta también está próxima al Hotel Baron, utilizado para organizar algunas evacuaciones.

Funcionarios estadounidenses y aliados habían informado en los últimos días sobre amenazas creíbles de ataques suicidas cerca del aeropuerto de Kabul, donde se ha organizado un gigantesco operativo de salida de personas desde el 14 de agosto.

Advirtieron de un posible ataque La madrugada del jueves, hora de Kabul, las naciones occidentales advirtieron a sus ciudadanos que abandonaran inmediatamente los alrededores del aeropuerto por una amenaza terrorista, mientras miles de personas intentaban subirse a un número cada vez menor de vuelos de evacuación.

«Quienes estén en Abbey Gate, East Gate o North Gate ahora deberían irse de inmediato», dijo el Departamento de Estado de Estados Unidos. El secretario de Estado británico de las Fuerzas Armadas, James Heappey, aseguró más temprano que la amenaza terrorista en el aeropuerto de Kabul era «muy seria, inminente».

Según la información de inteligencia, atacantes suicidas vinculados al brazo afgano del grupo yihadista Estado Islámico (EI), apodado Estado Islámico-Khorasan, amenazaban con atacar el aeropuerto antes del 31 de agosto, fecha límite fijada por Washington para la retirada de Afganistán tras dos décadas de intervención.

Minutos antes de informar sobre la explosión, Kirby negó reportes de que las evacuaciones de civiles podrían terminar antes de lo esperado debido a las amenazas. «Continuaremos evacuando a la mayor cantidad posible de personas hasta el final de la misión», tuiteó Kirby.

«Las operaciones de evacuación de Kabul no terminarán en 36 horas», aseguró. Las tropas estadounidenses, que controlan el aeropuerto en la capital afgana, deben salir de Afganistán el martes.

La retirada deberá comenzar antes, haciendo más complejas las evacuaciones de extranjeros y afganos considerados en peligro desde la toma del poder por los talibanes.

El ritmo de las salidas, acelerado en los últimos días, ha comenzado a ralentizarse. Según un informe de la Casa Blanca el jueves por la mañana, 13.400 personas han sido evacuadas en las últimas 24 horas (5.100 a bordo de 17 aviones militares estadounidenses y 8.300 en 74 aviones de la coalición).

Desde que comenzó el operativo de vuelos de salida el 14 de agosto, Estados Unidos ha ayudado a evacuar a unas 95.700 personas. Muchos países aliados de Estados Unidos han anunciado el inminente fin de sus propias operaciones.

Algunos, como Canadá, ya detuvieron sus evacuaciones.

Fuente: AFP

16 de agosto de 2021 TALIBANES: Aeropuerto de Kabul visto desde arriba la gente se conglomeraba para llegar y salir de la ciudad

TALIBANES: Aeropuerto de Kabul visto desde arriba la gente se conglomeraba para llegar y salir de la ciudad

Nuevas imágenes de satélite de Maxar mostraron a una multitud de personas en la pista del Aeropuerto Internacional de Kabul hoy.

«Mientras un avión turco se prepara para despegar del aeródromo, se puede ver a las fuerzas de seguridad cerca de una de las pistas principales del aeropuerto intentando evitar que multitudes de personas se muevan hacia otros aviones y bloqueen las operaciones de vuelo», dijo Maxar sobre las imágenes. 

Las imágenes de satélite cerca del aeropuerto muestran multitudes significativas y un atasco de tráfico.

Hoy temprano, un video desde el suelo en el aeropuerto mostraba a personas aferradas al fuselaje de un avión militar estadounidense mientras rodaba.

16 de agosto de 2021 Taliban: Niños y mujeres sin refugio

Taliban: Niños y mujeres sin refugio

Muchos de los que buscan seguridad en Kabul están durmiendo en las calles.

Hay cerca de 72.000 niños entre las personas que huyen hacia la capital en los últimos días, según la organización Save the Children.

«No tenemos dinero para comprar pan o conseguir alguna medicina para mi hijo», dijo a la BBC Asadullah, un vendedor ambulante de 35 años que huyó de la provincia norteña de Kunduz después de que los talibanes prendieran fuego a su casa.

«Toda nuestra casa y pertenencias se quemaron, así que vinimos a Kabul y oramos a Dios para que nos ayude», agregó Asadullah.

En las afueras de la capital afgana hay campamentos improvisados mientras que muchos otros duermen en almacenes abandonados, según informaron medios locales.

En declaraciones a la BBC poco antes de la caída de Kandahar, Pashtana Durrani, directora ejecutiva de una ONG educativa que trabaja con niñas afganas, dijo que temía por su vida debido a su papel vocal en la defensa de la educación de las mujeres.

«Las niñas con las que trabajamos huyeron», aseguró. «No sé dónde están las estudiantes y personalmente estoy asustada por sus vidas. ¿Qué pasa si las obligaron a casarse con un combatiente talibán? ¿Cómo será su vida?», se preguntó.

16 de agosto de 2021 Talibanes: Mensajes desesperados de las jóvenes

Talibanes: Mensajes desesperados de las jóvenes

Todas las noches, hombres y mujeres jóvenes me mandan mensajes desesperados pidiendo ayuda. «Reza por nosotros», dice uno. «La situación es crítica, estamos preocupados», afirma otro.

Kabul está en estado de shock y perplejidad. La capital es el gran premio que le falta al Talibán.

He informado desde Afganistán durante más de una década. He entablado relaciones con mujeres periodistas, juezas, parlamentarias, estudiantes de universidad y activistas de derechos humanos.

Todas me dicen que dieron un paso hacia delante porque los estadounidenses y sus aliados les animaron a hacerlo. Durante 20 años Occidente inspiró, financió y cobijó a esta nueva generación de afganos. Crecieron con libertades y oportunidades que han hecho suyas.

En mi último viaje a Kabul hablé con comandantes del Talibán. Me dijeron que están determinados a reimponer su versión de la sharia, que incluye la lapidación por adulterio, la amputación de miembros por robo e impedir que las niñas mayores de 12 años vayan a la escuela.

Ese no es el Afganistán y el Kabul que estas jóvenes mujeres conocen ni quieren.

«Hay rumores de que cuando recuperen el poder matarán a todos los cercanos al gobierno y a los Estados Unidos. Tenemos miedo», me dijo una persona.

La única respuesta de Estados Unidos y de sus aliados occidentales a estos pedido de ayuda por el momento ha sido el silencio.

16 de agosto de 2021 ¿Qué está pasando en Afganistán? Talibanes resurgen tras 20 años en las sombras

¿Qué está pasando en Afganistán? Talibanes resurgen tras 20 años en las sombras

Los líderes talibanes marcharon hacia Kabul este domingo, preparándose para tomar el control total de Afganistán dos décadas después de que fueran destituidos por el ejército estadounidense, quien inició una guerra por el ataque a las torres gemelas del 11 de septiembre de 2001.

El grupo militante aseguró que ha ocupado el palacio presidencial y planea declarar pronto un nuevo “Emirato islámico de Afganistán”. Horas antes, el presidente respaldado por Estados Unidos, Ashraf Ghani, huyó del país. La red Al Jazeera transmitió imágenes en vivo de combatientes armados talibanes deambulando por el palacio presidencial y posando en los escritorios.

Ghani declaró en su página de Facebook que abandonó Afganistán para evitar más derramamiento de sangre. “Para evitar la inundación sangrante, pensé que era mejor salir”, indicó, según una traducción automática de sus comentarios.

Abdullah Abdullah, jefe del Consejo Superior para la Reconciliación Nacional, confirmó la salida de Ghani en Facebook. Los medios locales informaron que se dirigía al vecino Tayikistán junto con algunos colaboradores cercanos.

Hamid Karzai, presidente afgano de 2004 a 2014, dijo el domingo que él, Abdullah y otros formarían un consejo de coordinación para gestionar una transferencia pacífica del poder. El mecanismo de tal traspaso no estaba claro dada la ocupación de las principales ciudades por los talibanes y el colapso del gobierno.

La ‘venganza’ de los talibanes

Los talibanes arrasaron Afganistán en cuestión de semanas, tomando por sorpresa a los líderes mundiales al entrar en un vacío creado por la salida de las fuerzas estadounidenses y de la OTAN que trabajaban contra la fecha límite del 31 de agosto impuesta por el presidente estadounidense Joe Biden para poner fin a la guerra más larga de Estados Unidos.

En muchos casos, los militantes encontraron poca o ninguna resistencia por parte del ejército afgano entrenado en Estados Unidos. Los centros provinciales clave cercanos a Kabul y en los rincones más remotos de la nación cayeron en rápida sucesión.

Varios helicópteros militares estadounidenses llegaron este domingo a la embajada de Estados Unidos para transportar pasajeros La bandera estadounidense fue retirada de la embajada, informó Associated Press. Los afganos hicieron fila para pedir dinero en efectivo y muchos se dirigieron al aeropuerto, desesperados por reservar un vuelo fuera del país.

“Estamos reubicando a los hombres y mujeres de nuestra embajada a una ubicación en el aeropuerto”, informó el secretario de Estado Antony Blinken en ABC. “Es por eso que el presidente envió una serie de fuerzas para asegurarse de que, a medida que continuamos reduciendo nuestra presencia diplomática, lo hagamos de manera segura y ordenada”.

El embajador interino de Estados Unidos se encontraba entre los evacuados al aeropuerto, detalló AP. La embajada de Estados Unidos dijo en su sitio web que el aeropuerto estaba siendo incendiado y recomendó a los ciudadanos estadounidenses que se refugiaran en el lugar.

“Esto no es Vietman”, dijo EU

Para muchos, las imágenes de helicópteros sobre Kabul eran un recuerdo de la salida estadounidense de Saigón en 1975, al final de la guerra de Vietnam.

Blinken rechazó esa analogía. “Esto no es Saigón. Fuimos a Afganistán hace 20 años, con una misión, y esa misión era tratar con las personas que nos atacaron el 11 de septiembre, y lo hemos logrado“, aseguró para CNN.

Tras ser informados por el gabinete de Joe Biden, algunos miembros del Congreso se mostraron furiosos por el caos que ha provocado poner fin a una campaña que ha costado alrededor de dos mil 400 vidas estadounidenses y cerca de un billón de dólares.

“Este desastre, la catástrofe que estamos viendo desarrollarse en este momento en Afganistán, no tenía por qué suceder”, dijo la representante republicana Liz Cheney de Wyoming, cuyo padre, el entonces vicepresidente Dick Cheney, fue uno de los arquitectos del 2001 Invasión estadounidense de Afganistán.

Al informar a los legisladores, el secretario de Defensa Lloyd Austin defendió las acciones de la administración. Los talibanes planeaban atacar a las tropas estadounidenses si se hubieran quedado más allá de la fecha límite anunciada.

Los combatientes talibanes llegaron a las afueras de Kabul el domingo temprano después de una ofensiva de tres semanas. Solo un día antes, se estimaba que se habían apoderado de aproximadamente la mitad de las capitales provinciales de Afganistán.

El grupo militante ahora controla todos los cruces fronterizos de Afganistán, señaló AP, dejando el aeropuerto de Kabul como la única salida del país.

Los talibanes han tratado de asegurar al país y al mundo que actuará responsablemente mientras se prepara para retomar el poder, tras el rápido colapso del ejército afgano.

16 de julio de 2021 Afganistán.- Asesinan a periodista de Reuters mientras cubría combates entre el Ejército y los talibán en Kandahar

Afganistán.- Asesinan a periodista de Reuters mientras cubría combates entre el Ejército y los talibán en Kandahar

El fotógrafo y periodista indio Danish Siddiqui, miembro de la agencia de noticias Reuters y quien había sido ganador de un premio Pulitzer, murió este viernes cuando estaba cubriendo los enfrentamientos entre talibanes y fuerzas de seguridad afganas cerca de la frontera con Pakistán, según informaron responsables del medio de comunicación.

Las primeras versiones indican que las fuerzas de seguridad afganas intentaban retomar la estratégica ciudad de Spin Boldak (sur), que cayó en manos de los talibanes el pasado miércoles.

Un comandante del Ejército afgano le confirmó a Reuters que el periodista Siddiqui y un oficial afgano de alto rango murieron al ser alcanzados por proyectiles disparados por los talibanes en medio de los enfrentamientos.

“Estamos buscando más información, trabajando con las autoridades de la región”, fueron las palabras del presidente de Reuters, Michael Friedenberg, y la redactora-jefe, Alessandra Galloni, en un comunicado conjunto.

“Danish era un periodista excepcional, un marido y un padre devoto, y un colega muy querido. Nuestros pensamientos están con su familia en estos momentos terribles”, añadieron.

Siddiqui se encontraba acompañando a las fuerzas de seguridad afganas cerca de Kandahar, la principal ciudad del sur de Afganistán, desde principios de esta semana.

También se conoció que el fotógrafo le había informado a Reuters a primera hora del viernes que le habían disparado en el brazo. Según el comandante del ejército citado por Reuters, el fotógrafo estaba siendo tratado y recuperándose de esa herida cuando los combatientes talibanes que se retiraban de Spin Boldak se encontraron nuevamente con él.

Cabe resaltar que la agencia Reuters precisó que no estaba en condiciones de verificar en forma independiente esas afirmaciones.

Mientras las fuerzas afganas intentaban retomar la estratégica localidad de Spin Boldak (sur), cerca de la frontera con Pakistán, en paralelo sus tropas también luchaban contra los talibanes a las puertas de Sheberghan, capital de la provincia septentrional de Jawzjan y bastión del mariscal Abdul Rashid Dostom, un temido señor de la guerra antitalibán.

En Spin Boldak, el ejército y la policía “lanzaron una operación conjunta para retomar” la ciudad y “las fuerzas afganas llegaron al mercado”, dijo a la AFP el portavoz de la policía de la provincia de Kandahar, Jamal Nasir Barakzai.

Varios habitantes con los que pudo hablar la AFP dijeron que hubo intensos combates. “Las fuerzas afganas han entrado en el mercado (…) y los talibanes se han retirado. Ahora mismo hay intensos combates”, dijo Mohammad Zahir.

Según otro habitante, Raz Mohammad, “los talibanes se refugiaron en las casas de los civiles, desde donde atacaron a las fuerzas afganas cuando llegaron”, y describió una situación “caótica y muy difícil para nosotros”.

¿Quién era Danish Siddiqui?

Siddiqui, quien trabajaba para Reuters desde 2010, formó parte del equipo que ganó un Premio Pulitzer en el año 2018 por su cobertura de la crisis de los refugiados rohinyás.

El periodista y fotógrafo indio también había cubierto las guerras en Afganistán e Irak, las protestas en Hong Kong y los terremotos en Nepal. Afganistán ha sido durante mucho tiempo uno de los países más peligrosos del mundo para los periodistas.

Varios periodistas o trabajadores de los medios, incluidas mujeres, han muerto en ataques selectivos desde que Estados Unidos y los talibanes llegaron a un acuerdo en febrero de 2020 que allanó el camino para la salida de las tropas extranjeras del país.

En el año 2020, al menos 7 periodistas y trabajadores de los medios murieron y 18 resultaron heridos en Afganistán, según el Comité para la Protección de los Periodistas Afganos (AJSC).

En mayo, la AJSC anunció que casi mil miembros de los medios de comunicación habían dejado o perdido sus trabajos en los seis meses anteriores por cuenta de la violencia en dicho país.

*Con información de AFP