site loader
7 de septiembre de 2022 Realizan Guardia de Honor en memoria del 25º aniversario luctuoso de Don Héctor Espino  «Hombre Récord del Béisbol Mexicano»

Este 7 de septiembre se cumplen 25 años de la partida de Don Héctor Espino González, y se realizó una Guardia de Honor en memoria del “hombre récord del béisbol mexicano”, quien llegó a convertirse en el mejor bateador de todos los tiempos en México acumulando más de 30 récords ofensivos, los cuales aún siguen vigentes en su gran mayoría.
A la ceremonia asistieron Teporaca Romero Del Hierro, directora del Instituto Chihuahuense del Deporte y Cultura Física, acompañada por personal del ICHD, así como figuras del béisbol chihuahuense, como Iván Sánchez Lugo, quien dio una reseña de la trayectoria de «El Superman de Chihuahua», también conocido como «Niño Asesino» o «El Rebelde de Chihuahua», considerado el mejor beisbolista mexicano.
El domingo 7 de septiembre de 1997, el Superman de Chihuahua Héctor Espino, dejó este mundo a los 58 años de edad, para convertirse en leyenda del beisbol mexicano.
El también apodado Babe Ruth Mexicano, ha sido el más grande bateador que ha dado nuestro país, pues maravilló a todos durante los años sesenta y setentas en ambas ligas de México.
Espino González ganó cinco títulos de bateo en verano y 13 en invierno, consiguiendo además cuatro campeonatos de jonrones en la LMB y siete en la LMP, donde, por si fuera poco, también ganó seis distinciones al Jugador Más Valioso.

Al de la colonia Dale, se le recuerda en el Proces Albe que dirigía Don Raúl Álvarez Herrera en la liga municipal en su último año como amateur en 1959.
En el profesionalismo destacó con los Naranjeros de Hermosillo, equipo al que le entregó los mejores años de su carrera, aunque también, se recuerda su efímero paso por la triple A, militando en 1964 con los Cardenales de San Luis y pese a que varios equipos de la gran carpa estuvieron interesados en sus servicios, regresó a México donde, según los registros de invierno y verano, conectó 783 cuadrangulares, para retirarse en 1985, mismo año en que ingresaría al salón de la fama, del beisbol mexicano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.