site loader
15 de julio de 2022 La presa Cerro Prieto se secó y los neoloneses esperan un “milagro” de la naturaleza para abastecerse de agua
Según el titular de Agua y Drenaje de Monterrey, Juan Ignacio Barragán la infraestructura deja de suministrar el líquido vital desde este 15 de julio.
Esta semana la presa Cerro Prieto, ubicada a 20 kilómetros de la cabecera municipal de Linares en el estado de Nuevo León (NL), dejará de suministrar agua a los neoleoneses, pues pasó de los 29.250 millones de metros cúbicos de agua que tenía al inicio de la crisis hídrica a estar prácticamente vacía.
En rueda de prensa, Juan Ignacio Barragán, titular de Agua y Drenaje de Monterrey, comunicó que lo único que resta para mitigar el vaciamiento del embalse —que en este momento de encuentra a menos del 0.5 por ciento—, es pedir que la naturaleza haga su trabajo y que el panorama mejore próximamente con la caída de lluvias significativas.
“La presa Cerro Prieto sigue en ceros, estamos esperando que lleguen precipitaciones importantes en los próximos días, requeriríamos de lluvias realmente fuertes en la cuenta para que esta situación pueda cambiar”, indicó.
La expectativa del gobierno de NL, según palabras del funcionario, es que los habitantes de la Zona Metropolitana de Monterrey pueda abastecerse con recursos hídricos agrícolas a manera de caudales, los cuales bombean el líquido a mil litros por segundo.
Sin embargo, para que esto pueda mitigar un poco la problemática, habría que esperar significativas lluvias que no llegarán hasta el 27 de julio.
“No está prevista una lluvia importante en este momento, de manera que Cerro Prieto se perdería y no se tendría agua de ese afluente hasta que no se dé una situación excepcional”, mencionó haciendo referencia a que desde el 15 y hasta el 27 de este mes serán días muy complicados para la entidad.
Asimismo, el titular de la dependencia solicitó al 40 por ciento de la población restante que sí tiene agua, hacer un esfuerzo para reducir su consumo, pues la zona norponiente de la entidad tendría muchas dificultades en los próximos días.
La presa Cerro Prieto, conocida como uno de los destinos turísticos más visitados de la entidad ubicado en el ayuntamiento de Linares, pasó de ser una magna obra en 1984 a estar en completa sequía.
La obra fue construida en la administración del gobernador Alfonso Martínez Domínguez, que impulsó un ambicioso proyecto hídrico que permitiera garantizar agua al estado hasta el 2010-2020:
“Ganamos la batalla del agua hasta el año 2010-2020 si la usamos razonablemente y no crecemos desmesuradamente, Monterrey no debe crecer más allá de tres y medio, cuatro millones de habitantes, de lo contrario volverá a haber una crisis tremenda de agua”, señaló en los ochentas.
La profecía de Martínez Domínguez se cumplió, pues NL tiene más de los 4.5 millones de habitantes y sus habitantes viven una problemática que desde el mes de febrero se ha ido agudizando: la falta de agua, una situación alarmante que podría dejar sin una gota de líquido a los 5.3 millones de habitantes de NL.
La situación se ha agravado por las altas temperaturas con las que el termómetro ha llegado a marcar 42 grados centígrados en un panorama en el que al menos en lo que resta de junio y julio no se pronostican lluvias.
Actualmente gobernado por Samuel García Sepúlveda de Movimiento Ciudadano, NL posee al menos cuatro presas que abastecen de agua a los habitantes de la Zona Metropolitana de Monterrey: “El Cuchillo”, “La Boca”, “Salinillas” y “Cerro Prieto”, de las cuales con ésta última, ya han sido temporalmente cerradas dos, mientras las dos restantes cargan el peso de saciar la sed y otras necesidades de los habitantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.