La batalla legal entre un jugador de fútbol americano retirado y la familia que lo acogió en su niñez ha reavivado el debate sobre la película de Hollywood de 2009 que llevó a la gran pantalla esta historia real.

También ha generado controversia en torno a la actriz principal de la película, Sandra Bullock.

The Blind Side («Un sueño posible») cuenta la historia de un adolescente negro con dificultades que, tras vivir en un hogar de acogida, llega a la universidad y se convierte en una estrella del deporte con la ayuda de una familia blanca.

Sin embargo, ahora una acción judicial plantea que esta historia de superación está basada en mentiras.

Esta semana, el exjugador de la NFL Michael Oher, en quien está basada The Blind Side, presentó una solicitud para terminar su relación con los Tuohy, la familia que lo acogió.

Oher, que ahora tiene 37 años, alega que nunca se le dio compensación alguna por el largometraje y que no recibió «nada» por una historia «que no habría existido» sin él.

Los cineastas de la película, por el momento, no han ofrecido comentarios.

El exjugador también acusó a la familia Tuohy de mentir sobre su adopción y engañarlo para que firmara un contrato de tutela cuando tenía 18 años, un proceso que no lo convertía legalmente en miembro de la familia pero daba a los Tuohy control legal sobre sus finanzas.

La familia calificó esas acusaciones de «hirientes y absurdas», desmintió haber obtenido grandes ganancias de la película y calificó la acción legal como una «extorsión».

The Blind Side recaudó más de US$300 millones en taquilla en todo el mundo, a lo que se suman muchos millones más en ventas en diversos formatos de video.

Las declaraciones de Oher han revivido las críticas de que la película alimenta una narrativa negativa del «salvador blanco»; es decir, cuando un personaje central blanco salva a uno de otro origen étnico que se encontraba en circunstancias adversas.

Sandra Bullock ganó un Oscar por su papel en el que interpreta a la madre, Leigh Anne Tuohy, en el filme.

Voces críticas le han reclamado que devuelva su Oscar, argumentando que el papel representa una narrativa cuestionable.

«Puedes liberar a Sandra Bullock de The Blind Side, pero no a mí», escribió Ola Ojewumi, autora y oradora pública, en la red social X, antes Twitter.

Bullock no ha hecho comentarios al respecto, aunque algunos han salido en su defensa, entre ellos Quinton Aaron, su coprotagonista que interpretó a Oher en la película.

«Decir cosas como que debe renunciar a su premio no tienen ningún sentido», declaró esta semana Aaron a TMZ Sports.

«Su a actuación fue brillante y eso no debe empañarse por algo que no tiene nada que ver con ella», sentenció.

El crítico de cine y televisión Richard Roeper opinó que “es totalmente erróneo e injusto culparla por las nuevas y muy inquietantes acusaciones sobre la historia en la vida real».

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *