site loader
4 de mayo de 2022 Kim Kardashian presumió vestido original de Marilyn Monroe en la Met Gala 2022

La alfombra de la Met Gala se caracteriza por mostrar lo más fashion del ingenio en el mundo de la moda y para este año, la ceremonia tenía el objetivo de viralizar a través de la vestimenta el estilo de y estética de Estados Unidos.

Por ello la empresaria decidió rendir homenaje a una de las estrellas del cine más representativas de la historia y lo hizo luciendo un vestido de Marilyn Monroe, no inspirado en ella, sino propiedad de la actriz.

Kim Kardashian reveló en entrevista para medios locales, que su idea de homenajear a Monroe nació de forma automática pues “hay pocas mujeres que condensen tan bien el glamour como la mítica actriz”.

Reveló además que, luego de elegir el personaje a homenajear, tocaba seleccionar el vestido, pero Kardashian no buscaba reutilizar el mítico vestido blanco, por lo que pensó en una nueva alternativa igual de trascendente.

¿Dónde utilizó el vestido Marilyn Monroe?

La vestimenta que utilizó la Kardashian es recordada por ser la misma que portó la actriz para felicitar al entonces presidente John F. Kennedy en su cumpleaños de 1962, por lo que le resultó indicado para la ceremonia.

“Me siento muy honrada de usar el vestido icónico que usó Marilyn Monroe en 1962 para cantar Happy Birthday al presidente John F. Kennedy. Es un impresionante vestido adornado con más de seis mil cristales cosidos a mano por Joean Louis”,

Pero ¿cómo consiguió el vestido original de Marilyn Monroe?

A través de su cuenta oficial de Instagram, Kim Kardashian describió que deslumbró en la gala de Met gracias a Ripley, pues ellos eran quienes co

nservaban el vestido y quienes le dieron la oportunidad de lucirlo en la alfombra.

¡Gracias Ripley! Gracias por darme la oportunidad de estrenar esta pieza evocadora de la historia de la moda por primera vez desde que la difunta Marilyn Monroe lo usó. Estoy eternamente agradecida por este momento, escribió Karashian.

Pese a la emoción de Kardashian, usar un vestido tan emblemático no podía ser cosa fácil.

Kim Kardashian bajó ocho kilos para entrar en el vestido de Marilyn Monroe

Una vez que Ripley entregó el vestido a Kardashian la cosa se puso complicada, pues la empresaria no logró que éste le ajustara.

Por lo anterior tuvo que adelgazar ocho kilos antes de desarrollarse la ceremonia, lo que no disminuyó el brillo a la hora de portar el vestido.

Para acompañar al mismo, Kim utilizó un abrigo de peluche color blanco y un moño tirante en rubio platino, además de unos pendientes y un cambio radical de look en su cabello.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.