Los miembros del jurado del juicio criminal al expresidente Donald Trump por falsificación de registros comerciales en Nueva York concluyeron este miércoles su primer día de deliberaciones, sin alcanzar todavía un veredicto.

Está previsto que se vuelvan a reunir en la corte de Manhattan el jueves, a las 9:30 am.

Las deliberaciones comenzaron en la mañana de este miércoles en el caso penal que se le sigue contra el expresidente Donald Trump después de cuatro semanas de audiencias en las que se escucharon a 22 testigos y se presentó la evidencia del caso.

En un día con poca información sobre las deliberaciones, que tienen lugar a puertas cerradas y bajo estricto secreto, el juez Juan Merchán reunió a la corte tras recibir una nota del jurado. En ella pedían acceso a las transcripciones de las entrevistas al abogado Michael Cohen y del exdirector del tabloide National Enquire David Pecker.

El destino de Trump está en manos de 12 jurados -todos residentes de Manhattan- y el veredicto que emitan podría alterar la campaña presidencial de cara a las elecciones de noviembre.

Los 12 miembros tendrán que evaluar la credibilidad de Cohen, que fue a la cárcel por mentir, una actriz porno que recibió $130,000 de él y lo que testimonió Pecker, pieza clave de la estrategia de ‘pagar y matar’ historias negativas del expresidente republicano.

Como en todos los juicios, no se sabe cuánto tiempo llevarán las deliberaciones del jurado. Es común esperar días o incluso semanas.

Cualquier veredicto requerirá un voto unánime. El resultado (una condena por todos o algunos de los 34 cargos de falsificación de registros comerciales, una absolución o un veredicto estancado) podría tener un impacto importante en la campaña de Trump contra el presidente Joe Biden.

Todos los cargos están relacionados con el encubrimiento de los pagos a la actriz porno Stormy Daniels. Los fiscales pasaron semanas tratando de demostrar que Trump pagó a sabiendas a su exabogado Michael Cohen cuotas mensuales de 35,000 dólares para reembolsarle por haber adelantado los 130,000 dólares para evitar que Daniels hiciera públicas una supuesta aventura con Trump poco antes del día de las elecciones de 2016.

Los 34 cargos tienen como evidencia facturas, vales y cheques con la firma de Trump que componen esos pagos a Cohen, que también incluyeron dinero de bonificación, reembolso a una empresa de tecnología y dinero adicional para compensar impuestos.

Trump niega haber sabido algo sobre los reembolsos a Cohen y niega la supuesta relación sexual con Daniels.

El expresidente habló al salir de la corte tras iniciarse las deliberaciones. Dijo que después de escuchar las instrucciones del juez Juan Merchán al jurado, volvió a llamarlo “corrupto” y “en conflicto” y se quejó de que no pudo respaldar plenamente las acusaciones que le hicieron debido a la orden mordaza.

Sin embargo, Trump se negó a dar testimonio bajo juramento, cuando tenía pleno derecho.

Días de testimonios y evidencias

Atrás quedan varios días de audiencias que transcurrieron a lo largo de más de cuatro semanas donde el jurado neoyorquino escuchó atentamente las conclusiones, que se prolongaron desde la antes del mediodía hasta la hora de cenar de ayer martes.

El abogado de Trump, Todd Blanche, dio un mensaje claro para los miembros del jurado: El caso de la fiscalía se basa en el testimonio del exabogado de Trump, que después se convirtió en su enemigo, Michael Cohen, y en quien, de acuerdo con la defensa, no se puede confiar.

Cohen es un testigo crucial porque hizo el pago de $130,000 a Daniels y los reembolsos a Cohen son lo que los fiscales dicen que fueron falsamente registrados por Trump como gastos legales.

En sus alegatos finales, Blanche tachó a Cohen de mentiroso y dijo que se trata de una venganza personal contra su antiguo jefe.

Por su parte, el fiscal Joshua Steinglass reconoció que Cohen es un testigo difícil, pero dijo que los fiscales no lo eligieron, Trump lo hizo, dijo Steinglass.

“El acusado eligió a Michael Cohen para ser su “fixer” (solucionador de problemas, en español) porque estaba dispuesto a mentir y engañar en nombre del acusado”, dijo Steinglass.

Además, dijo, hay “una montaña” de pruebas y testimonios corroborantes que conectan a Trump con el crimen.

“No se trata de si te agrada Michael Cohen. No se trata de si quieres hacer negocios con Michael Cohen. Se trata de si él tiene información útil y fiable que darte sobre lo que ocurrió en este caso, y la verdad es que él estaba en la mejor posición para decirlo», dijo.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *