site loader
22 de noviembre de 2022 Desabasto en Diconsa deja sin maíz a 2 mil 500 pueblos indígenas de Oaxaca; es la primera vez en 50 años

Luvencia, Irma y Rosita son mujeres ikoots de San Mateo del Mar que han tenido que esperar bajo el sol y el viento, en una larga fila, a que la tienda Diconsa les vendiera, al menos, 10 kilos de maíz, y ya no el saco de 50 que les surtían hasta antes de 2019.

La razón de esa espera, a juicio de presidentes de los 30 Consejos Comunitarios de Abasto Rurales, se debe a que por   primera vez en los últimos 50 años se vive desabasto de productos de la canasta básica de Diconsa, que en este 2022 apenas garantiza el surtimiento de nueve de un total de 40 elementos que forman la canasta básica.

“En Guigovelaga, que es mi comunidad y pertenece al municipio de Lachiguiri, desde hace tres años estamos enfrentando el peor desabasto en la tienda del pueblo, que se surte en el almacén de Santiago Laollaga. Mis paisanos pagan un litro de aceite a 60 pesos, en lugar de los 48 pesos que costaría si la tienda Diconsa tuviera existencia”, dice molesto Miguel Ángel Martínez, el presidente de uno de los consejos comunitarios.

Ese desabasto existe, explican los consejeros, a causa  de los recortes del  gobierno federal al presupuesto de los programas de Precio de Garantía, en las finanzas y la  comercialización del ente Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex), así como en los desvíos por 12 mil millones de pesos, denunciados por la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

En los 10 almacenes Diconsa que operan en el Istmo de Tehuantepec, por ejemplo,  desde 2019 se reporta un recorte al presupuesto mensual de más de 50%, pues de 20 millones de pesos, sólo se les asignan ocho.

De acuerdo con Miguel Ángel Hernández, presidente estatal de los Consejos Comunitarios de Abasto Rural, que fueron electos por representantes de las tiendas rurales, los 30 almacenes de Segalmex que existen en Oaxaca deben surtir a    2 mil 500 comunidades, con igual número de tiendas, pero actualmente no tienen cubierto ni 20% de los 40 productos

Pueblos sin maíz

Desde hace cinco meses, las 51 tiendas rurales que abastece el almacén de El Morro Mazatán no cuentan con frijol, arroz ni maíz, algo grave, pues hay pueblos  indígenas como San Mateo del Mar y San Blas Atempa donde este grano es el sustento de las familias. explica el presidente de ese consejo, Félix Patiño.

“Debido al recorte presupuestal que ha sufrido Segalmex desde 2019, no hay la solvencia financiera para adquirir los productos de la canasta básica. Antes de ese año, a  cada una de las mujeres de San Mateo del Mar se les surtía un saco de 50 kilos de maíz; ahora, tras formarse uno o dos días, sólo les podemos vender entre 10 o 15 kilos”, cuenta Patiño.

Algo similar pasa en la región de la Cuenca del Papaloapan, las 60 tiendas atendidas por el almacén de Pueblo Nuevo, Tuxtepec, sufren por la falta de maíz desde el año pasado. El responsable del almacén, Paulino Manzano, es claro en su diagnóstico: por el recorte al presupuesto de Segalmex, el Grupo Gruma acaparó toda la producción y pagó ocho pesos con 40 centavos el kilo a los campesinos, que prefirieron al inversionista que mejoró el precio.

En las comunidades de la Costa y la Sierra Sur, como Pluma Hidalgo, Los Loxichas, San Mateo Piñas y Tonameca, y en otros 90 municipios, las familias también sufren por la falta de maíz. “Ya ni siquiera para las gallinas o el cerdo, sino para nosotros pero no hay”, reclaman.

El encargado del almacén de Huatulco, Federico Salinas, coincide en que el desabasto en las tiendas Diconsa se debe a que por cuatro años el gobierno federal ha reducido el presupuesto a Segalmex y, por ello, ha disminuido la siembra y producción de ese grano.

Esta semana se registraron movilizaciones de los consejos comunitarios en la capital oaxaqueña y los almacenes de todas las regiones del estado,  que se pausaron por el ofrecimiento del titular de Segalmex, Leonel Cota, de abrir una mesa de diálogo en la Ciudad de México.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.