site loader
17 de septiembre de 2022 CORRUPCIÓN-I: Con recibos y testimonios empinan a los del Bienestar

El exsiervo de la nación Hugo Ruiz Esparza presentó ante El Heraldo de Chihuahua una serie de evidencias que acreditan la presunta comisión de actos de corrupción al interior de la Delegación del Bienestar en Chihuahua, en perjuicio de por lo menos 4 mil beneficiarios de las becas federales para adultos mayores.

Son más de cuatro millares de documentos foliados, en su mayoría órdenes de pago que se hicieron entre los años 2020 y 2022, donde existen órdenes de pago duplicadas, otras que contienen firmas falsificadas, así como varios recibos de cobros que hicieron empleados del Bienestar a nombre de los beneficiarios

Las cantidades van desde los 2 mil 600 pesos hasta cantidades que superan los 10 mil pesos, los cuales se cobraron utilizando diferentes modus operandi, todos en perjuicio de los beneficiarios de las becas para adultos mayores.

El ciudadano Hugo Ruiz explicó que, al percatarse de los actos de corrupción, hizo el señalamiento a sus superiores, sin embargo, éstos ya estaban enterados e incluso al parecer, también reciben dinero de esos actos ilegales, motivo por el cual optó por presentar su renuncia ante la dependencia federal.

Ruiz Esparza explicó que uno de los principales modus operandi que utilizan “los siervos de la nación” para apoderarse del dinero de los adultos mayores, es que van retrasando la entrega de los apoyos bimestrales, y cuando “los abuelitos” se acercan ya sea a las oficinas del Bienestar o a Telecom para tratar de cobrar su apoyo, se les dice que no llegó y que acudan el próximo bimestre.

Luego de haber retrasado la entrega de dos, tres o hasta cuatro bimestres, se les entrega sólo uno o dos pagos, diciéndoles que eso es lo que les llegó, sin embargo, con la firma de los documentos, el beneficiario deja como recibido la totalidad de los apoyos, lo que resulta en que los funcionarios federales se quedan con el resto del apoyo que no se le entregó al beneficiario.

El denunciante explicó que la otra forma es aún peor, pues son los propios empleados del Bienestar quienes llegan a los domicilios, sobre de todo de las personas más humildes, y les ofrecen llevarles el apoyo hasta las puertas de su casa, para tal efecto, les piden la copia de la credencial del INE y la firma en una hoja de máquina, luego los funcionarios cobran una cantidad en Telecom (en donde también están enterados del robo) pero entregan al adulto mayor una cantidad mucho menor.

Para constatar este hecho, se contactó vía telefónica a varios de los ciudadanos afectados y de los cuales existe evidencia mediante documentos oficiales que sus apoyos fueron cobrados.

Algunos de los testimonios, de quienes por obvias razones se guardará el anonimato, aseguran que fueron robados por los siervos de la nación, quienes se ofrecieron a ayudarles con sus trámites y al final sólo les entregaron una parte del apoyo que deberían haber recibido.

“Primero me llevaron el dinero hasta mi casa, sólo les tuve que firmar de recibido, al otro día el mismo funcionario me llamó y me dijo que había un error, que tenía que regresar el dinero porque había otra persona con mi mismo nombre, y si no lo entregaba me iban a poner en la lista negra para que nunca me dieran otro apoyo de ningún gobierno; tuve que ir a devolver el dinero, pero eso no me dieron ningún documento”, denunció un habitante de Rosales.

Otro de los testimonios, correspondiente a una mujer de 74 años habitante de esta ciudad, señala que le retrasaron el apoyo casi todo el 2020 y por fin en el 2021 cuando iba a recibir el retroactivo, le hicieron firmar todos los recibos, pero sólo entregaron dos pagos, es decir, la becas era de 2 mil 600 pesos bimensuales, le entregaron 5 mil 200 pesos y ellos se quedaron con 7 mil 800 pesos.

“A mí me entregaron una tarjeta del Bienestar, y se supone que ahí venían mis apoyos de todo un año, pero cuando fui a ver, estaba en ceros, ahí mismo le reclamé al funcionario, pero me dijo que no, que estaba en ceros y que ahí me irían depositando lo nuevo, pero que los pasados ya se habían perdido; nunca me supo explicar porque el sobre de la tarjeta venía abierto y la tarjeta ya estaba usada”, dijo un afectado radicado en Delicias.

En este sentido, el denunciante Hugo Ruiz Esparza aseguró que interpuso una denuncia formal ante las autoridades, señalando a Juan Carlos Loera y Ariadna Montiel como los líderes de esa red de corrupción, pues opera con la venia de ellos, e incluso ellos se ven beneficiados.

Agregó que el dinero robado a los adultos mayores no sólo es para los empleados del Bienestar, sino que lo utilizan para financiar campañas dentro y fuera del estado y para mover los asuntos políticos al interior del partido Morena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.