Aunado a las labores de vigilancia que diariamente realizan para brindar seguridad en la ciudad, policías paramédicos de la Dirección de Seguridad Pública Municipal (DSPM) ponen su tiempo y corazón al servicio de los chihuahuenses cuando de una emergencia médica se trata, siendo generalmente los primeros respondientes y quienes brindan también los primeros auxilios en situaciones de auxilio.

Desde hace algunos años se han ido sumando cada vez más paramédicos a las filas tanto de la Policía Municipal como del Heroico Cuerpo de Bomberos, haciendo de la dependencia policial capitalina una de las que a nivel estatal cuentan con mayor número de mujeres y hombres especializados en atenciones pre hospitalarias.

Gracias a esta labor extraordinaria que los agentes realizan por amor a su comunidad y de manera voluntaria y con nada más que el agradecimiento de las personas lesionadas como pago, han salvado vidas y traído al mundo otras, lo mismo en incidentes de tránsito o en los propios hogares, donde la urgencia de un parto, una bronco aspiración o el desvanecimiento físico han requerido de su presencia de manera urgente.

Para convertirse en técnicos en urgencias médicas, la ayuda de la Cruz Roja Mexicana ha sido elemental, al contar con equipamiento y personal profesional y comprometido que no escatima en la utilización de todos los recursos y conocimientos necesarios para hacer de los agentes los mejores paramédicos de la ciudad.

Para actuar de manera oportuna, durante los patrullajes los policías paramédicos cargan en sus patrullas kits de emergencias, algunos de ellos obtenidos por propia cuenta y otros gracias a las donaciones de empresarios, hospitales o dependencias gubernamentales.

Sin duda alguna, esta labor dignifica a los uniformados como personas y pone en alto el nombre de la DSPM, al contar entre sus filas con seres humanos comprometidos y entregados a sus actividades y a la comunidad a la cual sirven y protegen, como lo indica el principal lema de la institución.

Policía de academia, Iván Fernando Rodríguez Acosta. Técnico en Urgencias Médicas del distrito Morelos.
Para Iván, quien lleva casi 9 años dentro de las filas de la DSPM, ser paramédico lo fortalece como policía, pues en muchas ocasiones la ciudadanía necesita ayuda médica urgente. En el año 2020 le tocó traer al mundo dentro de un auto a una bebé que se había atorado en el canal pélvico y que afortunadamente logró sacar sana y salva, cuya madre en agradecimiento le puso su nombre.

“Mi interés surgió por la demandante necesidad de las personas de recibir atención médica, sea una simple cortada, un accidente de auto o salvar una vida, lo cual no tiene precio, por ello estudié enfermería y me he preparado para actuar oportunamente al enterarme de una situación de urgencia”.

Policía de academia, Angélica Rodríguez Ayala. Técnica en Urgencias Médicas del distrito Ángel.
Adscrita al grupo de motociclistas 300 y con 15 años sirviendo a los chihuahuenses, Angélica narra cómo surgió su deseo por convertirse en paramédico de la Cruz Roja, cuyo amor hacia su comunidad la hizo prepararse como tal desde hace 13 años.

“Patrullar en el centro de la ciudad me ha despertado el sentido de apoyo hacia los demás. En cada recorrido que doy en mi motocicleta observo si hay personas que pudieran requerir primeros auxilios, además de la ayuda policial. Debido a la cantidad de personas que visitan esta zona, casi diariamente tengo la oportunidad de auxiliar a alguien con mis conocimientos como especialista en la salud”.

Policía de academia, Jorge Alberto Valles Martínez. Técnico en Urgencias Médicas del grupo canino K9.
Con 12 años de servicio en la corporación, Jorge comenta que la pasión por convertirse en paramédico especialista en medicina táctica, surgió en el año 2020, al saber la necesidad que existía de brindar ayuda rápida a quienes la requerían, sobre todo en los operativos de alto impacto a los que suele acudir.

“Por estar en un grupo especial me ha tocado atender a personas víctimas de ataques violentos, sin importar si son buenas o malas, son seres humanos y su vida depende de la ayuda que podemos otorgarles como primeros respondientes”.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *