site loader
6 de abril de 2022 Ataques contra la prensa, a la alza con AMLO

La violencia contra la prensa en México aumentó un 85% en los tres primeros años de gobierno de Andrés Manuel López Obrador, frente al primer trienio del mandato de Enrique Peña Nieto (2012-2018), según el informe anual presentado este martes por la ONG Artículo 19.

El documento destaca también que existe una negativa de la autoridad a reconocer la situación del gremio en el país, que continúa siendo el más peligroso del mundo para ejercer el periodismo.

Justamente “Negación” es el título que este año le ha dado la organización a su reporte anual —que presenta cada año desde 2009— debido a un clima de violencia con ocho periodistas asesinados en lo que va de año y un presidente que niega una y otra vez que en el país que gobierna se violentan los derechos humanos.

“Lo que hemos visto en los últimos años, precisamente, es una tendencia a invisibilizar y a negar problemáticas estructurales que lastiman a la sociedad mexicana como la corrupción, la impunidad y la violencia”, expuso el director para México y Centroamérica de Artículo 19, Leopoldo Maldonado, en entrevista.

Y de la misma manera en que se observa esta invisibilización —reflejada especialmente en las conferencias de prensa diarias del mandatario—, lo mismo sucede con la violencia contra la prensa, problemática que va en aumento pero que no termina de reconocerse institucionalmente, por lo que tampoco se dan soluciones eficaces.

La negación se traduce, según el informe, en desinformación oficial, estigmatización pública de la prensa, discrecionalidad en la asignación de la publicidad oficial, engaños en el sistema de transparencia, violencia contra la prensa, brecha digital y violaciones a los derechos humanos.

Todas estas problemáticas vulneran la libertad de expresión.

“No es solo la negación, sino las consecuencias de ello, en términos de la denostación de quienes critican, quienes contrastan la información dada desde el poder público”, matizó.

Lo anterior queda plasmado, dice, en la sección semanal en las conferencias matutinas desde Palacio Nacional “¿Quién es quién en las mentiras de la semana?”, en la que se repasan notas periodísticas en las que se desmiente información supuestamente falsa o crítica con el gobierno.

“Es preocupante porque la negación se da en todos esos ámbitos y en un contexto en el que desde el discurso público se está distorsionando la realidad, donde se está desinformando y a la vez a quien cuestiona se le está atacando”, consideró.

En cifras, Artículo 19 documentó 644 agresiones contra la prensa en 2021. Es decir, una cada 14 horas.

Además, desde que López Obrador llegó al poder en diciembre de 2018 suman 1,945 agresiones —entre las cuales se encuentran 33 asesinatos de periodistas y dos desapariciones—, un 85% más que en el primer trienio del gobierno de Enrique Peña Nieto.

Además, en 2021 se registraron por primera vez al menos un ataque a la prensa en cada uno de los 32 estados del país.

El año pasado las autoridades mexicanas estuvieron vinculadas en dos de cada cinco agresiones contra la prensa.

En el informe “Negación” también se recoge el gasto del gobierno en publicidad oficial, un “obstáculo” para la “pluralidad mediática”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.