site loader
23 de junio de 2022 Así luce la casa donde inició el ataque de “El Chueco” en Cerocahui, Chihuahua

En Cerocahui, la casa de la familia Berrelleza Rábago está sola, quemada y semidestruida.

Este fue el sitio donde el lunes, alrededor de las 13:00 horas, José Noriel Portillo Gil, “El Chueco”, llegó a buscar a Paul y a su hermano Armando, con quienes había tenido una disputa por un partido de béisbol.

De acuerdo con la reconstrucción de los hechos de la Fiscalía General del Estado de Chihuahua, “El Chueco” disparó a Paul y se llevó a ambos hermanos, posteriormente prendió fuego a la casa.

En un recorrido realizado por EL UNIVERSAL se observó que el domicilio, ubicado a unos 10 minutos de la iglesia de Cerocahui, se encuentra sin protección de ningún tipo.

El techo de lámina de la vivienda colapsó y la puerta estaba abierta. Adentro quedaron un par de ollas tiradas en el suelo, mucha ceniza, pero no hay nada más

De acuerdo con las autoridades de Chihuahua, los hermanos Paul y Armando se encuentran en calidad de desaparecidos.

Después del ataque en este sitio, “El Chueco” se dirigió a un hotel del centro de la comunidad, donde privó de la libertad al guía de turistas Pedro Palma, quien en un intento por escapar buscó refugio en la iglesia, donde el delincuente lo mató junto con los padres Javier Campos y Joaquín Mora.

El fiscal del estado de Chihuahua, Roberto Fierro Duarte,explicó en conferencia de prensa que en primer indicio el pasado lunes se atendió el reporte en el que se les informaba que José Noriel Portillo Gil alias «El Chueco», arribó a un domicilio de Cerocahui, a fin de localizar a Paul B., un  habitante de la comunidad, ya que días antes se había llevado a cabo un juego de béisbol, de un equipo patrocinado por el mencionado Chueco.

Debido a que el equipo apoyado por el sujeto perdió,  se generó una disputa con el otro equipo y de acuerdo con las versiones de un testigo «El Chueco», detonó un arma de fuego y posteriormente prendió fuego a la vivienda. Presumiblemente, los desaparecidos son Paul y su hermano Armando.

El fiscal precisó que en relación al supuesto secuestro de una mujer y un menor de edad, quienes son habitantes de Cerocahui, por medio de la autoridad investigadora se logró establecer que ellos se retiraron del lugar sanos y salvos, ya se tuvo comunicación con los familiares quienes informaron que tanto la mujer como el menor se encuentra en el óptimo estado de salud.
Horas más tarde se suscitó un segundo evento en un hotel del poblado, donde según algunos testigos Pedro P., un conocido guía de turistas interactúa con «El Chueco» y posteriormente fue privado de la libertad. Aún se está investigando qué clase de intercambio o discusión tuvo con El Chueco para que detonará la agresión.

“Indican las declaraciones recogidas por la autoridad ministerial, que el hombre anteriormente privado de la libertad se escapó y llegó al templo del pueblo donde fue auxiliado por los religiosos, quienes lamentablemente fueron privados de la vida por proyectil de arma de fuego y cuyos cuerpos se llevó el agresor”.

En cuanto a la localización de los cuerpos, destacó que fue la tarde del miércoles dentro de los operativos y barridos ininterrumpidos en la zona que se logró localizar en la zona conocida como Pito Real los cuerpos de las víctimas, por lo cual se aplicaron los protocolos de identificación.

Fuente: El Universal

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.