El presidente de Bolivia, Luis Arce, se volcó a las redes sociales este miércoles para denunciar un intento de Golpe de Estado por parte de las fuerzas armadas, mientras miembros del Ejército tomaban el Palacio Quemado, la exsede del Gobierno boliviano.

En las imágenes que captó la televisión, pudo verse a un tanque forzando la puerta del Palacio y el ingreso posterior de los militares al edificio.

«Denunciamos movilizaciones irregulares de algunas unidades del Ejército Boliviano. La democracia debe respetarse», indicó.

Las acciones del Ejército boliviano en La Paz se dan en el marco de la destitución de un Juan José Zúñiga, comandante de esa fuerza que tuvo lugar ayer, tras declaraciones sobre el exmandatario Evo Morales. «Va a haber un nuevo gabinete, no puede seguir más así nuestro país», había adelantado Zuñiga.

Morales también usó sus redes sociales para llamar a una movilización popular en defensa de la democracia. «Convocamos a una Movilización Nacional para defender la Democracia frente al golpe de Estado que se gesta a la cabeza del Gral. Zuñiga. Declaramos paro general indefinido y bloqueo de caminos. No permitiremos que las Fuerzas Armadas violenten la democracia y amedrenten al pueblo», indicó.

«Denunciamos que un Grupo del Regimiento Especial de Challapata «Mendez Arcos» tomaron la Plaza Murillo con francotiradores. Esto pareciera indicar que prepararon con anticipación el Golpe de Estado. Pido al pueblo con vocación democracia a defender la Patria de algunos grupos militares que actúan contra la democracia y el pueblo», continuó el exmandatario.


Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *