Michael Phelps: El Rey del Olimpo

radio.distrito7

Michael Phelps: El Rey del Olimpo

Los juegos olímpicos son el escenario más grande del mundo para el deporte, el momento que los atletas añoran desde su infancia; esa celebración en la que muchos han logrado escalar hasta lo más alto, pero nadie como Michael Phelps, el rey del Olimpo.

Michael Fred Phelps II nació el 30 de junio de 1985 en Baltimore, Estados Unidos; en una familia en la que era el menor de tres hermanos. En la vida de Michael el deporte siempre estuvo presente, sus hermanas practicaban natación y su padre había estado a prueba con los Washington Redskins en la década de los setenta.

A su corta edad, cuando Phelps se encontraba en el preescolar, sus profesores ya daban avisos de su falta de atención a sus explicaciones, estas llamadas de atención incrementaron al entrar a la educación primaria, donde su maestra llegó a decir:

“Michael no puede sentarse quieto, Michael no puede estar tranquilo, Michael no puede concentrarse”

En medio de tiempos complicados para la familia Phelps, pues los padres de ese matrimonio se divorciaron; Michael fue diagnosticado con Déficit de Atención e Hiperactividad.

Tras este suceso su madre dedico todos sus esfuerzos para lograr que el más pequeño de sus hijos lograra sacar toda su energía, para poder concentrarse en sus estudios, y siguiendo el paso de sus hermanas, Michael comenzó a nadar a los siete años.

Increíble son los logros del conocido como “La bala de Baltimore”, más aún el hecho de que ese hombre que conquistara todas las preseas posibles en sus inicios tuviera miedo a sumergirse en la piscina, así sus comienzos en el deporte no eran de lo mejor.

Con diez años, Michael comenzó a entrenar en el North Baltimore Athletic Club, donde conoció a quien lo llevaría a impulsar su talento a otro nivel, su entrenador Bob Bowman.

Bowman y Phelps trabajaron arduamente nadando hasta 90 kilómetros a la semana, entrenando incluso a las cinco de la mañana durante los inviernos, repasando videos para mejorar su técnica, con esto Phelps impondría varios récords juveniles, logrando el objetivo al clasificarse a los juegos olímpicos de Sídney 2000 con tan solo quince años, siendo el americano más joven en llegar al equipo olímpico en más de seis décadas.

Su primera aventura olímpica solo era el inicio de su fascinante carrera, en el campeonato mundial de Fukuoka en el 2002, Phelps batía el récord mundial de los 200 metros mariposa, para proclamarse por primera vez en lo más alto del mundo de la natación.

Para Atenas 2004, Phelps era ya el favorito en la rama, y no decepciono consiguiendo seis medallas de oro y dos de bronce.

Su romance con los juegos olímpicos incremento en Beijing 2008 y se extendió aún más en Londres 2012. En los juegos del 2008, Phelps domino al llevarse a casa ocho medallas doradas, batiendo el récord de su compatriota Mark Spitz en Múnich 1972.

Con un total de 23 medallas de Oro, y 28 en total, Phelps decía adiós a los juegos olímpicos en Rio 2016, ya consagrado, ya en un trono donde solo se sientan los más grandes.

Sin duda el hablar de Michael Phelps, es hablar del deportista que marcó un antes y un después de los juegos olímpicos, el nadador más dominante, considerado por muchos como el mejor atleta de la historia.

A lo largo de su increíble trayectoria Michael Phelps logro ser acreedor de varios récords y reconocimientos, entre los cuales se destacan:

  • Máximo ganador de medallas olímpicas (28)
  • Récord de medallas de Oro (23)
  • Más preseas olímpicas en una sola edición (Beijing 2008 con 8 medallas)
  • 73 medallas en competencias mundiales de piscina larga
  • Nadador del año seis veces
  • Deportista del año en 2008 por la revista Sports Illustrated

 

Etiquetado: ,

Responder