Javier Corral fracasó: ¿en dónde se va a esconder ahora?

radio.distrito7

En días pasados, el gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado, recibió un ramalazo por parte de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que significó la confirmación de su fracaso en el asunto al que dedicó la mayor parte de su administración: el caso Duarte.

Al gobierno de Corral se le cayeron las imputaciones que pretendía hacer en contra de 35 personajes cercanos al ex gobernador César Duarte, quien está preso en Estados Unidos a la espera de su extradición por desvío de recursos y otros actos de corrupción.

Por una gran pifia cometida por su gobierno al integrar las averiguaciones, Corral dejará el cargo el próximo mes de septiembre sin haber podido recuperar mil 794 millones de pesos que están involucrados en los malos manejos supuestamente cometidos por los 35 investigados.

Resulta que la Secretaría de la Función Pública de Chihuahua inició procedimientos en contra de esos 35 basadas en una ley local que ya no estaba vigente, pues ya había entrado en vigor la Ley General de Responsabilidades de los Servidores Públicos, de carácter nacional.

Qué dijo la SCJN…

Y en consecuencia, en días pasados la SCJN determinó que esos 35 procedimientos deben reponerse. Es decir, se tendrá que empezar de cero una investigación que se había llevado todo el sexenio de Javier Corral.

Pero no fue la única pifia. Como parte de su acelere, Corral acusó a su compañera de partido, María Eugenia Campos, de haber formado parte de la nómina secreta de Duarte. Y le imputó cargos de tipo penal para tratar de impedir que lo sucediera en el cargo.

Esta maniobra también le salió mal. La persecución penal en contra de Maru Campos no prosperó y tampoco el bloqueo político. Ella será la nueva gobernadora y, según lo que se comenta en columnas políticas de diarios locales, en su momento ajustará cuentas con Corral.

Al inicio de su gobierno Corral también resbaló cuando ordenó el encarcelamiento del ex senador del PRI Alejandro Gutiérrez, a quien le imputó un desvío de recursos del gobierno estatal hacia su partido, cargo del cual Gutiérrez fue exonerado.

Por el intento de bloqueo en contra de Maru Campos, Corral enfrentará en breve una demanda de expulsión de las filas del PAN. Se verá obligado a entregarle el mando a quien no deseaba como sucesora y se irá con la cola entre las patas por no haber logrado sus objetivos en el caso Duarte.

Aunque no lo expulsaran del PAN, de plano ahí ya nadie lo quiere. Por eso la pregunta: ¿A dónde se va a ir a esconder Corral?

Responder